MERCADO DE FICHAJES

Precio prohibitivo para el nuevo anhelo de Inter y Milan: 80 M€

Darwin Núñez ha estado en los radares de Barça, Atleti y Manchester City. En Italia colocan ahora a Inter y Milan tras sus pasos. Su cláusula, un problema.

0
Precio prohibitivo para el nuevo anhelo de Inter y Milan: 80 M€
Gualter Fatia Getty Images

Darwin Núñez es uno de los delanteros de moda en Europa, tanto por potencial (22 años) como por rendimiento inmediato: 18 goles en 21 partidos. En su momento, Atleti y Barcelona le apuntaron en sus agendas respectivas, también lo hizo Pep Guardiola para el City. Pues bien, según la prensa italiana, ahora son el Milan y el Inter los interesados en hacerse con el de Artigas.

Eso sí, el ariete, ex del Almería, no saldrá así como así del Benfica, que no pretende rebajar los 80 millones de euros que figuran en su cláusula de rescisión. Derbi italiano que podría terminar en empate, teniendo en cuenta las enorme pretensiones de las Águilas. Desde Italia hablan de "misión imposible", refiriéndose al precio a pagar.

Tanto los neroazurri como rossoneri estarían tratando de convencer al internacional uruguayo, que ha demostrado desde su aterrizaje en Lisboa que los pasos adelante no le quedan grandes. En la 2019-20 se destapó en LaLiga Smatbank, con apenas 20 años y marcando 16 goles tras ser fichado de Peñarol por 13 millones de euros. La apuesta fue mayúscula, puesto que en ese momento estaba fuera del foco principal. Tras una temporada su valor de mercado pasó de 750.000 euros a 10 millones y el Benfica no dudó en pagar los 24 millones que costaban su libertad, a pesar de venir de Segunda División.

De asistente a killer

En el conjunto encarnado tuvo un primer curso con muchas luces, pero mostrando un perfil mucho más asistente, aunque sin olvidarse el olfato en Andalucía: 14 goles y 12 asistencias. Esta campaña ha cambiado, dando un paso al frente. Exhibiciones como la que ofreció ante al Barça en la Champions en Da Luz le colocaron en el centro del escenario mediático, pero no ha sido flor de un día. Sus números son buena muestra de su estado de forma, de ahí que el Benfica, siempre duro negociador, no vaya a dar su brazo a torcer con facilidad.