R. Sociedad RSO
3
Guridi 46',Beñat Turrientes 69',Oyarzabal 91'
Finalizado

COPA | ZAMORA 0 -REAL SOCIEDAD 3

Oyarzabal rescata a la Real en Zamora

Su entrada al campo en la segunda parte cambia una floja versión txuri-urdin y es clave en el 0-3 que él mismo cierra. Guridi y Turrientes habían marcado antes.

0
Oyarzabal rescata a la Real en Zamora
Real Sociedad

La Real Sociedad sigue con paso firme en la Copa del Rey, después de su solvente victoria por 0-3 en el Ruta de la Plata contra el Zamora. Pero el resultado es un poco engañoso y no hace justicia a lo que se vio en el cómputo global del partido. Porque hasta el descanso, una Real con muchos cambios en su alineación estaba totalmente atascada ante un equipo rojiblanco bien plantado y que le hacía el partido muy incómodo. Tuvo que salir Mikel Oyarzabal al rescate de los txuri-urdin en la segunda parte para cambiar la dinámica del encuentro y llevar a una victoria cómoda a su equipo. Guridi marcó nada más volver de vestuarios a la salida de un córner, Turrientes encarriló el partido después del susto que dio el Zamora con un disparo al palo, y el propio Oyarzabal remató la faena en las postrimerías del encuentro. El Zamora se fue cayendo con el paso de los minutos, mientras la Real demostraba la diferencia de categorías que hay entre ambos conjuntos. Trámite superado, y a por el siguiente sorbo de esta Copa que mola.

La primera parte fue como una bala de fogueo. No sirvió para nada. Un disparo al aire, una escopeta de feria, un predicador sin discurso. La Real Sociedad no demostró en ningún momento si teórica superioridad, y el Zamora se limitó a no perder el sitio para evitar así dar alas al equipo de Primera. Pero es que aunque se lo hubiera permitido, la sensación era que los txuri-urdin no lo iba a aprovechar, porque estaban como ausentes. Tenían el balón, sí claro, ¡qué menos! Aún jugando con mucha rotación, su calidad era notablemente superior, pero no se notaba. Bien replegado y juntando líneas, el Zamora le cerraba bien los pasillos interiores a la Real, que movía la pelota de manera muy lenta y previsible. Es como si el apagón que se vivió en el Ruta de la Plata a media del comienzo del partido hubiera fundido también los plomos de los realistas. O quizá es que la niebla también les nublaba las ideas. Sea como fuere, la Real era incapaz de imponerse, por lo que las ocasiones brillaban por su ausencia. Y hasta era el Zamora el que se atrevía a disparar a puerta, aunque fuera desde muy lejos y el balón se fiera desviado.

Ambos equipos salieron con muchos cambios, con algunos de los menos habituales, y eso también pudo influir en el ritmo del partido. En el Zamora, Yago Iglesias demostró que está pensando más en el partido liguero del fin de semana que en la Real; e Imanol Alguacil decidió dar por fin la alternativa a Asier Illarramendi y Jon Guridi, después de muchas semanas entrenando con el grupo. El capitán de Mutriku, sin grandes alardes, fue de lo más destacado del primer periodo, porque al menos fue capaz de imponer su criterio en la sala de máquinas, y supo jugar fácil y claro en todo momento. No se le pedía más, su triunfó era volver, y de alguna manera se tenía que notar esa inactividad. La presencia de Illarramendi no era suficiente. A la Real le faltaba continuidad y colmillo en los metros finales. Ni la pasión que Djouahra imprime a sus acción era suficiente. El chaval del filial fue titular en otra de las sorpresas del once del oriotarra en Zamora.

Ante semejante escenario, Imanol se vio obligado a echar mano de la artileris pesada, agitó la coctelera en el descanso, y puso en liza a Mikel Oyarzabal. Fue mano de santo, porque nada más comenzar la segunda parte, la Real Sociedad por fin consiguió adelantarse en el marcador. Sin hacer casi méritos para ello, sin poner muchos argumentos sobre el terreno de juego. Pero supo aprovechar un saque de córner desde la izquierda de su ataque, que ganó de cabeza con su altura imponente Sorloth para que Guridi, rozando el fuera de juego, marcara con la puntera en boca de gol superando a Jon Villanueva. El gol llevaba la tranquilidad al bando txuri-urdin, que empezaba a impacientarse y a tener por la aparición de los fantasmas del 2005. Gracias al tanto de Guridi, que marcaba el día de su regreso, la Real empezó a llegar por fin con peligro sobre la portería del Zamora. Cambio de marcha y el partido dio un vuelco inesperado. Ya se empezaba a notar la diferencia de categorías de ambos equipos.

La Real empezaba a llegar con peligro sobre la portería del Zamora, especialmente con varios córner que llevaron veneno. Pero Villanueva, está vez sí, estuvo muy atento a un disparo a bocajarro de Djouahra. Oyarzabal le cambió la cara a la Real, por con su presencia y movilidad activó al resto de sus compañeros de ataque. Hasta Sorloth despertó, pero no era la tarde del noruego, que marró las dos buenas ocasiones que tuvo. A Oyarzabal le acompañó Guridi, y Turrientes, que salió del banquillo para dar más criterio al juego realista y poner el gol de la tranquilidad. Su primer tanto con la camiseta realista en partido oficial. Su tanto fue de verdad el de la tranquilidad, porque un poco antes del 0-2 de la Real que parecía finiquitar el partido, el Zamora tuvo su gran ocasión de meterse de lleno en la eliminatoria con un remate que pegó en el poste de la portería de Ryan. Lo hubiera cambiado todo. Pero no entró, y Oyarzabal coronó su actuación con el definitivo 0-3 en el tiempo de descuento.

Copa del Rey

*Datos actualizados a fecha 15 de diciembre de 2021

Cambios

Kepa Vieites (45', Diego), Oyarzabal (45', Illarramendi), Beñat Turrientes (54', Januzaj), Íñigo (56', Xisco Campos), Jorge (56', Luque), Inigo Baque (62', Carlos Ramos), Agustín Coscia (72', Adrián Herrera), Elustondo (77', Robin Le Normand), Portu (82', Syrloth)

Goles

0-1, 46': Guridi, 0-2, 69': Beñat Turrientes, 0-3, 91': Oyarzabal

Tarjetas

Xisco Campos (32',Amarilla