NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Andorra AND
1
Adriá Vilanova Chaure 38'
Celta CEL
2
José Fontán 13',Santi Mina 117'
Finalizado

ANDORRA 1 - CELTA 2

Santi Mina congela Andorra

El punta vigués marcó el gol de la victoria en el último minuto de la prórroga. Fontán adelantó al Celta y Vilanova empató en el tiempo reglamentario.

Actualizado a
Adri Vilanova y Santi Mina pugnan por el balón.

Andorra y Celta inauguraron la segunda ronda de la Copa con todos los ingredientes del torneo del KO. Hasta el último segundo, literalmente, la emoción inundó el Estadi Nacional andorrano. Los tricolores resistieron durante casi dos horas, sólo les faltó aguantar unos segundos más para alcanzar la gesta de jugárselo todo a los penaltis. Lo evitó Santi Mina en el último instante, cuando los futbolistas ya empezaba a pensar por donde lanzar su pena máxima.

El delantero vigués fue protagonista de principio a fin. Porque el partido empezó de igual forma que terminó, con Santi Mina rematando a los veinte segundos un buen centro de Gabri Veiga que desbarató Ratti. La réplica de los tricolores fue una ocasión diáfana. Carlos se encontró con un balón plácido en el corazón del área. Tuvo tiempo para mirar al balón, a la portería, pensar en la celebración y hasta repasar la lista de la compra. Quizás por eso eligió la peor opción, rematar a donde se encontraba Fontán, que salvó el gol cantado bajo palos. El Andorra se creció y siguió inquietando a los de superior categoría. Hevel puso a prueba a Rubén Blanco, quien pudo despejar gracias a que el disparo fue centrado.

La diferencia de división se notó en la siguiente ocasión del partido, cuando Fontán no perdonó en el área andorrana. Sorprendió incorporándose desde atrás, aprovechó el hueco abierto por su costado y aniquiló a Ratti con un espléndido zurdazo. Lejos de venirse abajo, los de Sarabia siguieron creyendo hasta encontrar la recompensa en un cabezazo de Adri Vilanova, el hijo de Tito. Nunca se sabrá si el balón llegó a entrar por completo. Rubén despejó dentro de la portería y luego el esférico salió escupido por el palo. En ninguna imagen se llega a apreciar con claridad lo sucedido y en estas rondas de Copa no hay VAR. Así que Jaime Latre tuvo la última palabra y señaló al centro del campo para euforia andorrana.

La bronca de Coudet y los cambios revitalizaron al Celta. Beltrán y Galhardo saltaron al césped para aclarar las ideas olívicas. Las ocasiones se multiplicaron. La tuvo Mina, Galhardo perdonó en dos cabezazos, Nolito falló tropecientas, lo intentó Denis... Pero no había manera. Cuando no era Ratti, era la falta de puntería. La inspiración se acabó con la lesión de Galhardo. En el desconcierto celeste estuvo a punto de pescar Enri, obligando a Rubén a tapar todos los huecos.

El encuentro se fue inexorablemente a la prórroga, donde los minutos eran segundos para los visitantes y horas para los locales. El Celta se inclinó definitivamente hacia la portería de Ratti. Ningún celeste quería los penaltis. Nolito volvió a errar en las que tuvo, Brais amenazó de falta directa, Galán probó suerte con un misil que fue rozando el palo... Pero nada, los penaltis ya se vestían de gala. Hasta que apareció Santi Mina. Emergió en área pequeña para rematar a la red un centro de Baeza. Crueldad para el Andorra, alivio para el Celta. Gloria para la Copa.

Andorra
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?