REAL MADRID - INTER

Aprobados y suspensos del Real Madrid contra el Inter de Milán

El brasileño fue el mejor atacante blanco, solo le faltó marcar. El balear aprovechó sus minutos con un zapatazo de los suyos. Modric no puede tener 36 años. Militao, imperial por arriba.

Madrid
0

Courtois: partido tenso para el belga, y eso que el Inter prácticamente no remató entre palos. Pero en la primera parte se mascó la tragedia en varios momentos, sobre todo en un tiro de Dumfries que bloqueó Carvajal, y menos mal: llevaba muy mal color. También se libró en un mano a mano con Barella en el que el italiano remató alto. Tuvo la suerte de que, cuando el Inter encontró portería, los tiros fueron al centro, donde su envergadura y reflejos no dan opción.

Carvajal: buen encuentro del lateral derecho, tapando lo mejor posible su banda y conteniendo a Dumfries. En ataque, firmó una gran salida para Vinicius, apareciendo como extremo por sorpresa, pero el brasileño no lo llevó a buen término. Salvó un potencial gol de Dumfries en los primeros minutos, un disparo que llevaba veneno. Al final le dio un gol hecho a Mariano, este se durmió y no anotó.

Militao: bien el brasileño, otro día más, imperial por arriba y cerrando bien los caminos a Lautaro y Dzeko. Tuvo un enganchón con Barella en el que vio la amarilla; su reacción fue normal tras recibir un puñetazo en el muslo (el italiano fue expulsado), pero debe contenerse en el futuro.

Alaba: como Militao, muy bien en el control de Dzeko y Lautaro, ayudando al Madrid en la primera parte, en la que los blancos lo pasaron mal ante la presión interista. Es oficial, los dos centrales mezclan a la perfección.

Mendy: el más discreto de la defensa, en ataque apareció muy poco y en defensa sufrió cuando le encaró Perisic, pero aun así firmó un partido muy decente.

Modric: incombustible, volvió a jugarlo todo, como ante la Real Sociedad. Lo de sus 36 años tiene que ser un error. El mejor del Madrid en la primera parte, dando salida ante la presión asfixiante del Inter. Y en la segunda, con el equipo mucho más asentado, se le vio disfrutar entre controles orientados.

Casemiro: bien el brasileño, cortando pases peligrosos en la frontal y dando salida con sencillez. Evitó la tarjeta amarilla que le hubiese privado de jugar la ida de octavos, se fue en el 71’ para que entrase Camavinga.

Kroos: lo pasó mal en la primera parte sin el balón, que suele ser propiedad blanca en el Bernabéu, pero a cambio marcó un golazo para el 1-0, de zurdazo desde la frontal. Mucho mejor en la segunda parte, con el equipo pisando mucho más el campo del Inter. Se fue en el 77’ para que entrase Valverde.

Rodrygo: el mejor atacante del Madrid, le faltó fortuna para marcar, pero lo hizo todo para conseguirlo: chutó al poste, en otro disparo sin apenas ángulo Handanovic despejó, midió mal en otra y se topó con el lateral de la red… Además, rompió líneas con su velocidad y trabajó mucho en defensa para contener a Perisic, el mejor regateador del Inter. A este nivel, aunque no marque, sabe que con Ancelotti va a jugar.

Jovic: en la primera parte lo pasó regular, pero no se le puede culpar, el Madrid estaba demasiado encerrado y todo lo que sucedía le pillaba muy lejos. Con todo, tuvo una buena ocasión en mano a mano, su tiro picado se le fue al lateral de la red por poco. En la segunda probó otro remate en carrera, pero le salió centrado. Con balón hizo bastantes más cosas de las que solía mostrar, sobre todo jugando de espaldas. Se demuestra que es útil y que puede tener más opciones de las que Zidane le daba y de las que Ancelotti le ha venido dando.

Vinicius: el principal argumento del Real Madrid en la primera parte gracias a su velocidad para lanzar contragolpes. Lo intentó varias veces, en los primeros minutos tuvo una clara que se marchó por poco, pero en general decidió mal en los momentos finales. Con todo, es imprescindible ahora mismo: cuando la agarraba, cuatro del Inter iban detrás de él, su propia presencia genera desequilibrios.

Camavinga: entró en el 71’ por Casemiro. Pasó sin pena ni gloria por esos minutos, con el Madrid jugando bien y el marcador a favor.

Mariano: entró en el 77’ por Jovic. Tuvo un gol hecho para empujarla, pero se durmió.

Valverde: entró en el 77’ por Kroos. Minutos sin mucho peso para el uruguayo, ya es hora de que Ancelotti le dé algo más.

Asensio: entró en el 77’ por Rodrygo. Fue entrar y besar el santo: soltó un latigazo a la escuadra, un gol que recuerda a sus mejores tiempos.

Hazard: entró en el 81’ por Vinicius.