Guijuelo GUI
13
Toti 18'
Rayo RAY
14
Jose Pozo 4', Kévin Rodrigues 78'
Final

COPA I GUIJUELO 1 (3) - RAYO 1 (4)

El Rayo firma un pase agónico ante un Guijuelo de pata negra

Pozo adelantó a los franjirrojos a los cinco minutos y Toti igualó el duelo. El Guijuelo vendió cara su piel y llegaron a los penaltis. Luca detuvo el último de Cristóbal y Guardiola hizo el definitivo.

0
Pozo controla un balón ante Peli.
@RayoVallecano

El Rayo selló el pase a la siguiente ronda copera con sufrimiento, de manera agónica, ya en los penaltis, porque enfrente tuvo un rival de pata negra. El Guijuelo vendió cara su piel. Y eso que el partido pintaba mal para él desde bien pronto. Pozo abrió el marcador cuando apenas se habían disputado cinco minutos, pero la igualada de Toti fue una declaración de intenciones. Los chacineros, líderes de su grupo en la Tercera RFEF, demostraron el porqué de su condición de invictos y que la fe mueve montañas. Los de Iraola, equipo revelación en LaLiga, rozaron la hecatombe y tampoco ayudó la expulsión de Rodrigues en el 79'. Salvaron el match-ball, aunque los honores fueron para un rival que demostró que la ilusión es capaz de borrar los límites y las categorías.

Desde bien temprano, el Rayo sabía que una de las mejores recetas para combatir el frío era el movimiento. De ahí que saltara al Luis Ramos con una marcha más, en quinta. Prácticamente la diferencia de categorías entre ambos contendientes. Un abismo que se hizo notable en esos primeros instantes. Bebé no paraba de pisar el área rival y el guardameta del Guijuelo, Johan, tuvo que intervenir para sacar un cabezazo picado de Unai López y, como si de una película de suspense se tratara, Andrés mandó el rechace demasiado alto. Pese a todo, los franjirrojos no tardaron en inaugurar el marcador. Andrés sirvió un balón, desde el flanco derecho, a Pozo y este anotó —a la segunda, tras cazar el rechace de su propio disparo— el 0-1 a los cinco minutos.

Aquel abismo de los primeros instantes se esfumó. El Guijuelo no bajó los brazos y trató de pillar a los visitantes en algún renuncio. Bien con alguna contra, fruto de la cual el capitán Carlos Rubén se sacó un zapatazo ligeramente desviado, o bien con alguna pérdida rival, el origen de la segunda intentona de los chacineros, en botas de Toti. Él mismo fue quien ejecutó la amenaza y, tras ganar la espalda a Maras y recortarle, batió a Luca en el mano a mano y puso el 1-1 en el 19'. Los vallecanos tardaron en zafarse del empuje local, pero cuando lo consiguieron encadenaron las ocasiones de Qasmi y Rodrigues. Ambas desbaratadas por Johan. El cancerbero fue haciéndose cada vez más grande. Metió una manopla salvadora para desviar, lo suficiente, un trallazo de Andrés que se estrelló en el larguero. El Rayo asedió de nuevo su meta, aunque esta vez fue Qasmi quien mandó arriba un balón de Bebé.

El Guijuelo seguía vivito y coleando, a pesar de la ráfaga de disparos de los de Iraola. Nada más regresar del descanso demostró su tesón y esta vez fue Alvarito quien se sacó un tiro cruzado que se marchó lamiendo el palo. Los franjirrojos volvieron a la carga. Qasmi la tuvo de nuevo y la presión de la zaga enemiga fructificó, hasta el punto de que su lanzamiento terminó escorado. Bebé lideraba el ataque visitante y obligó a Johan a estar alerta con cada movimiento. Los chacineros estuvieron ordenados y serios atrás, de ahí que los ¡uyy! vallecanos se perdieran entre los cánticos de Guijuelo, Guijuelo... El partido necesitaba un golpe de timón e Iraola dio entrada a Trejo e Isi, pero la expulsión de Rodrigues —vio dos amarillas en menos de un minuto— cambió los esquemas visitantes.

La grada entonaba: Orgullosos de nuestros jugadores. No era para menos. Los locales aguantaron el tipo y el resultado, así se llegó a la prórroga. La sacudió Sergi Guardiola en un mano a mano con Johan, que taponó el portero, ya en el santoral de Guijuelo. Él desvió un tiro de Trejo y Comesaña cabeceó alto el córner posterior. La tanda de penaltis iba asomando hasta que se hizo realidad. Los chacineros lucharon con uñas y dientes por un sueño, mientras que los franjirrojos lo hacían por no despedirse de la Copa a las primeras de cambio. Llegaron los lanzamientos y las pulsaciones se dispararon. Peli erró el primero y Johan detuvo el suyo a Mario Suárez. A partir de ahí, todos cumplieron y marcaron hasta que Luca paró el último de Cristóbal y Guardiola mantuvo con vida al Rayo, que jugó con fuego pero no se quemó. Los unos respiraron aliviados y los otros, satisfechos porque el Guijuelo encarnó a la perfección ese espíritu de la Copa, donde cualquier cosa puede suceder...

Cambios

Adrián García (36', Dan Ojog), Óscar Valentín (58', Unai López), Sergi Guardiola (58', Yacine Qasmi), Álex Lorenzo (66', Álvaro González), Isi (77', Andrés Martín), Trejo (77', Jose Pozo), David Lorenzo (79', Piojo), Iker (86', Bebé), Saveljich (105', Maras)

Goles

0-1, 4': Jose Pozo, 1-1, 18': Toti

Tarjetas

Piojo (29',Amarilla) Kévin Rodrigues (76',Amarilla) Kévin Rodrigues (78',Roja) Maras (88',Amarilla) Cristóbal (103',Amarilla) Óscar Valentín (111',Amarilla) Comesaña (116',Amarilla) Alberto (117',Amarilla) Alberto Trapero (119',Amarilla