BALÓN DE ORO

Lewandowski recibe el premio al mejor delantero del año

'France Football' se inventa los galardones a 'Mejor delantero de 2020' y 'Mejor club de 2020' que recaen en el polaco y en el Chelsea, campeón de la Champions.

0

Es cierto que la noche en París no terminó como soñaban en el Bayern de Múnich. Se quedó a las puertas del Balón de Oro Robert Lewandowski, muy a pesar de haber hecho méritos en demasía para haber recibido el galardón. Eso sí, ni el astro polaco ni el conjunto alemán volvieron a Múnich con las manos vacías. Se inventó France Football el premio de última hora para aliviar, sobre todo, a un Lewandowski que partía con esperanzas de hacerse con el ansiado trofeo al mejor jugador del planeta.

Se trata del premio al 'Mejor club del año' y al 'Máximo goleador del año', el primero para el Chelsea, campeón de la última Champions (ante el City) y el segundo para Lewandowski. De esta manera, el medio francés quiso cumplir tanto con el club alemán como con su gran estrella tras un 2020 en el que no se entregaron los premios debido a la pandemia. Cabe recordar que el Bayern se alzó con el triplete en 2020 y completó el sextete en 2021, liderado por un desatado Lewandowski que batió todo tipo de registros.

Además de alzarse con el sextete, el ariete también terminó la temporada 19/20 como máximo anotador en Champions, Bundesliga y Pokal. En la 20-21, más de lo mismo. Batió el récord que supusieron los 40 goles en una sola temporada de Bundesliga que anotó el 'Torpedo' Müller en la 71-72 y, de paso, se llevó la Bota de Oro como máxima artillero de las ligas europeas. Comenzó la 2021-22 batiendo otra plusmarca: 81 goles en 100 partidos de Champions. Olía a Balón de Oro, pero los expertos, finalmente, fueron de otra opinión.

Su Bayern le arropó en un día con semejante importancia para Lewandowski. Tanto Oliver Kahn, director general del Bayern, como Julian Nagelsmann, técnico del campeón alemán, le acompañaron a la gala en París. A priori, todos daban por hecho que volverían a Múnich acompañados por el Balón de Oro. "No hay que entrar en discusiones. Lewy es el que tiene que ganarlo, claramente. Se lo merece absolutamente. Lo gano todo y batió todos los récords", subrayó su compañero de equipo Thomas Müller. Al final, no pudo ser.