REAL SOCIEDAD 0 - VALENCIA 0

Aprobados y suspensos del Valencia: Foulquier impuso el nivel

El lateral aportó la intensidad que quiere Bordalás en cada lance y sus compañeros le siguieron en un partido muy físico

0
Aprobados y suspensos del Valencia: Foulquier impuso el nivel
Juan Manuel Serrano Arce Getty Images

Cillessen: Siempre en su sitio aunque la Real Sociedad tampoco le puso en apuros en muchas ocasiones. Su paradón a Isak en el 31’ valió un punto al final. Espectacular mano del neerlandés. Ya en el 95’, muy seguro bajo a tiro de Turrientes.

Foulquier: Un animal en la intensidad. A base de entrega y experiencia, fue desquiciando a cualquiera que osó entrar por su banda. Además, intentó sumarse arriba con criterio y lanzó algún centro peligroso. Puso el nivel que le gusta a Bordalás y sus compañeros le siguieron. Cuando salió Oyarzabal se pegó a él y le dificultó sus movimientos.

Diakhaby: Isak le buscó las cosquillas en la primera mitad. De hecho, se la hizo con un recorte, a la media vuelta, dentro del área. Cillessen enmendó su error. A partir de ahí creció hasta hacerse gigante en el centro de la defensa junto a Alderete. Duro examen que aprobó con nota.

Alderete: Imperial en el juego aéreo. Cortó todo lo que pasó por su zona. Se la jugó en el 62’, uno contra uno con Oyarzabal, y le salió cara porque el delantero se plantaba ante Cillessen. Asumió la jefatura de la defensa en ausencia de Gabriel Paulista.

Gayà: Seguro en defensa y subiendo bien en ataque cuando requería. En la segunda mitad, lanzó un par de centros con mucho peligro. En el descuento la tuvo dos veces. Primero remató con la derecha pero detuvo bien Remiro. Y en la última jugada, le faltaron dos centímetros para rematar un gran centro de Soler.

Hélder Costa: Bordalás ha encontrado un nuevo peón que no esperaba. En ambas bandas trabajó a destajo y después intentó percutir en la defensa donostiarra con mucho acierto. En los instantes finales, espectacular carrera por la banda derecha, poniéndosela en la cabeza a Maxi. El uruguayo no embocó.

Racic: El serbio jugó como mediocentro puro y peleó hasta que le aguantaron las fuerzas en un partido de mucha intensidad. Algo lento en la circulación pero al menos defendió su zona con acierto y subió el nivel en intensidad.

Wass: El danés corrió por todos los flancos del mediocentro aunque no se descolgó como en otros partidos. Una patada de Elustondo al centrocampista significó la expulsión del donostiarra.

Soler: Jugó en la posición que más le gusta. Y fue de menos más. Aguantó varios balones a la espera de que se incorporaran sus compañeros. La tuvo en el 52’ pero su disparo, desde la frontal, le salió muy centrado. Centro de gol en la última jugada pero el balón salió fuera por poco.

Hugo Duro: Trabajo en la banda izquierda al mismo nivel de intensidad que sus compañeros, aunque no pudo pisar demasiadas veces el área.

Guedes: Trabajo en solitario que volvió a hacer dudar a los centrales de la Real. No obstante, esta vez le faltó algo de punch para crear más peligro.

Los cambios de Bordalás

Maxi: Peleó y ganó varias acciones a los centrales en los minutos en los que estuvo en el campo. Tuvo un cabezazo de gol en el 93’ pero la tiró al muñeco.

Koba: Salió con el partido lanzado y no desentonó con un par de arrancadas desde el medio.

Yunus: Por la derecha, tuvo un par de situaciones en banda derecha superando a su par. En una de ellas, se pidió penalti de Rico.

Marcos André: Jugó pocos minutos pero forzó la última falta con una gran carrera que pudo acabar en gol.