ATLÉTICO DE MADRID

Simeone recupera el equilibrio

El regreso de Lemar y Marcos Llorente es toda una bendición para el técnico del Atlético, que planea situarles en el once ante Osasuna pese a su inactividad en busca del ansiado equilibrio.

0
Llorente y Lemar celebran un gol del Atlético.
JUAN MEDINA REUTERS

El Atlético recobra pulmones en el centro del campo. En los últimos partidos previos al parón se vivieron momentos rojiblancos con constantes altibajos: goles y tramos de gran juego mezclados con malos repliegues sobre sobre campo propio y una facilidad pasmosa para encajar en cada llegada del rival. Todo ello unido a escasos resultados, ya que en los seis partidos disputados entre los dos frenazos internacionales únicamente se produjo una victoria (3-0 al Betis).

Pero Simeone tiene de vuelta a Lemar y Llorente en busca de encontrar esa ansiada armonía y a las primeras de cambio planea situarles en el once contra Osasuna. Aunque para un aficionado neutral pueda ser más divertido ver al Atlético ir a pecho descubierto en partidos movidos hasta el último instante, para el Cholo esa intranquilidad es un suplicio, con la nota más negativa sufrida en Mestalla, donde en el tiempo de descuento se escaparon dos puntos pese a llegar con dos goles de ventaja al minuto 90 (del 1-3 al 3-3).

Ante las bajas importantísimas en el medio, el técnico ha ido variando sus sistemas tácticos para dar cabida a tres delanteros en el once, con Suárez, Griezmann, João Félix o Correa mostrando muy buen nivel, pero sacrificando cierto equilibrio en el apartado defensivo, ya que, aunque el Atlético es el equipo que menos remates a puerta recibe de toda LaLiga, también es el que más goles ha encajado a estas alturas con Simeone en el banquillo. Koke y De Paul han sostenido el centro del campo, pero Lemar y Llorente son claves en el esquema del Atlético.

El francés estaba siendo prácticamente el mejor jugador del equipo hasta su lesión en la primera mitad del partido contra la Real Sociedad. Un partido antes, contra el Liverpool en casa, Llorente había recaído de su lesión muscular sufrida ante el Barcelona. Y sin sus dos centrocampistas, el Atlético ha vivido tres empates y una derrota en cinco partidos. En el regreso de LaLiga, el Cholo podría recurrir a un 4-3-3 para intentar volver a sumar de tres en tres. Pese a la lesión de Trippier, Llorente se situaría en el centro del campo junto a Koke para dar músculo y llegada desde segunda línea y Lemar podría variar entre una posición más cercana a la banda o como interior como tanto daño viene haciendo en una línea de tres centrocampistas con la que Simeone conquistó la pasada Liga.

Dos refuerzos de lujo que el Cholo necesitaba como agua de mayo y que no esperará para darles entrada según reciban el alta médica. De Paul regresó de Argentina con una carga importante de minutos y podría esperar desde el banquillo pese a su enorme crecimiento en los últimos encuentros. Con el argentino ya en dinámica y Llorente y Lemar de vuelta, el Atlético puede volver a presumir de un centro del campo de máximas garantías para encontrar el equilibrio.