REAL MADRID

Hazard se queda sin refugio

El belga ya no es el cabeza de cartel de su selección y en el Madrid está en una situación cada vez más complicada: su futuro está en el aire.

Madrid
0
Hazard, jugador del Real Madrid.
REUTERS

A Eden Hazard no le sale nada, ni en el Real Madrid ni con la selección de Bélgica. Lo primero no es ninguna novedad, pues su camino de blanco ha sido decepcionante casi desde el primer día en que fichó, allá por julio de 2019. Llegó fuera de forma y no tardó en lesionarse, y cuando estaba ganando velocidad de crucero sufrió una durísima entrada de su compatriota Meunier durante un Madrid-PSG que inició su 'via crucis' de lesiones. Y hasta hoy: cinco goles y nueve asistencias en 54 partidos a lo largo de casi dos temporadas y media. Muy poco por parte de un futbolista que costó 100 millones de euros (más variables por objetivos).

Por desgracia para el Madrid, eso ya no es noticia (aunque parece que está poniendo todo de su parte, como lo demuestra el hecho de que volviera a Valdebebas antes de lo que debía tras el permiso de Roberto Martínez); pero lo novedoso reside en que hasta la selección de Bélgica, ese oasis en el que Hazard aún solía liberar algunas gotas de calidad, también empieza a fallarle. Llegó a la convocatoria de este parón de selecciones necesitado de cariño ante tanto rechazo de Carlo Ancelotti (lleva sin ser titular en Liga siete jornadas consecutivas, pese a estar supuestamente disponible), pero se marcha antes de tiempo y tras una actuación decepcionante en su único encuentro con los Diablos Rojos.

Desde Bélgica se ha venido haciendo presión para que su situación en el Madrid mejore. "Es cuestión de tiempo que veamos la mejor versión de Hazard", comentaba Martínez en una entrevista con AS a principios de octubre. "Es una situación inusual, no la esperábamos. Me preocuparé cuando él deje de disfrutar con el fútbol, y de momento eso no ha pasado", explicaba el español al inicio de este parón. "Tengo que llamar a Carlo porque esto no es justo. Hazard tiene la mentalidad de que las cosas mejorarán", bromeaba hace días Mertens, que coincidió con el técnico en el Nápoles.

Sin embargo, el concurso de Hazard en este parón de selecciones no ha sido el mejor posible y, además, ha terminado de forma abrupta. Fue titular contra Estonia en Bruselas jugando como mediapunta, pero ni marcó ni asistió en los tres tantos de Bélgica. Dispuso de dos buenas ocasiones, un mano a mano con todo a favor en el que anduvo muy lento y un disparo en buena posición dentro del área que le salió centrado y flojo. Se fue en el 63' para dejarle el sitio a su hermano Thorgan, que en media hora tuvo tiempo para hacer el tercer gol belga.

Hazard vuelve con Ancelotti

Con todo, Roberto Martínez quiso trasladar sensaciones positivas en torno a Eden: "Ha estado muy diligente, a muy alto nivel. Es verdad que físicamente no está al mejor nivel, se le ha notado, pero ha jugado muy bien". Normal que le falte forma física a Hazard, pues no puede alcanzar ese ritmo de competición sin jugar de forma habitual. De ahí que extrañe sobremanera que haya sido liberado por Bélgica para el encuentro ante Gales, totalmente intrascendente: los belgas ya están clasificados para Qatar 2022 y los británicos tienen la repesca asegurada.

Hazard regresa a Madrid, a las órdenes de un Ancelotti que ya ha dejado entrever, con palabras, y más claramente, con hechos, que en estos momentos el belga lo tiene complicado: con Vinicius a este nivel (nueve goles y siete asistencias en 16 partidos hasta el momento), el puesto de extremo izquierdo es para el brasileño. Queda un hueco en la derecha y ahí al italiano le gustan más, de momento, los Rodrygo, Asensio y Lucas Vázquez. Y a ver qué pasa con Bale, recién recuperado de su lesión. Pinta negro el futuro inmediato de Hazard, ya lo hacía en el Madrid y con Bélgica, su remanso de paz, las cosas no mejoran.