ALEMANIA

La juerga del Bayern en Miami que provocó el despido de Kovac

Cuenta el Bild, que varios jugadores incumplieron las órdenes del técnico del Bayern y salieron de juerga por Miami. James, Alaba o Ribery, los mentores.

0
La juerga del Bayern en Miami que provocó el despido de Kovac

Niko Kovac no duró demasiado tiempo en el banquillo del Bayern de Múnich. Aterrizó en el Allianz Arena en 2018 como sucesor de Jupp Heynckes y fue destituido un año después tras caer derrotado por 1-5 ante el Eintracht Frankfurt, un resultado que reflejó la ruptura entre el técnico y el vestuario. Tal y como desvela ahora el diario Bild, el inicio de la mala relación entre entrenador y jugadores fue la primera gira bajo las órdenes del croata por EEUU, donde las estrellas bávaras salieron de fiesta por Miami en numerosas ocasiones y muy a pesar de habérselo prohibido Kovac.

No estaba de acuerdo el míster con la intención de sus futbolistas de conocer la noche miamense ya que su equipo se enfrentaba al City de Guardiola en un amistoso tres días después. No les importó demasiado a sus jugadores, quienes crearon un grupo de whatsapp llamado “Noches de Miami“ para orgainzar la fiesta en secreto. El ex madridista James Rodríguez, el hoy madridista David Alaba, el francés Franck Ribéry y el brasileño Rafinha fueron los que movieron los hilos en un segundo plano para organizar una juerga que, según Bild, duró hasta las seis de la madrugada. Cuando los jugadores regresaron al hotel, el cuerpo técnico se encontraba desayunando.

James, la "bestia de la fiesta"

Fue mayúsculo el enfado de Kovac, que terminó castigando a sus jugadores fijando una sesión extra de entramientos en la que, eso sí, no se expresó sobre lo ocurrido. En consecuencia, los pesos pesados del vestuario interpretaron el silencio como falta de autoridad por parte de un Kovac que no volvió a recuperar el respeto de la plantilla. James, al que Bild tacha de “bestia de la fiesta“, y sus compañeros volvieron a imponerse a las ordenanzas del míster, repitieron la escapada nocturna por Miami y, un año después, terminaron forzando la salida del ahora técnico del Mónaco ante la directiva del club.