ATLÉTICO DE MADRID

Lemar, míster imprescindible

El francés se ha perdido siete partidos por problemas físicos y el Atlético únicamente ganó dos. Ya de vuelta al grupo, estaba en su mejor momento en el equipo.

0

Pocos podían imaginar la relevancia que iba a ganar Thomas Lemar en el Atlético. El francés, que comenzó la temporada 2020-21 después de haber estado en el mercado sin recibir ofertas en firme, se fue ganando su espacio y creciendo sin techo en el nuevo sistema táctico de Simeone, participando cada vez más con balón y siendo más determinante en los metros finales gracias a su visión de juego, calidad técnica y capacidad de romper líneas a través de la conducción, además de un trabajo táctico importantísimo.

Repleto de confianza, este curso su inicio fulgurante no se quedaba atrás, añadiendo a su gran evolución futbolística una mayor determinación en los metros finales, algo que le pedía Simeone. La asistencia a Correa para abrir la cuenta del Atlético este curso en Balaídos y el gol que rompió el empate contra el Espanyol en el minuto 98 dieron buena cuenta de ello… antes de caer lesionado por primera vez. Unos problemas musculares sufridos en la primera mitad del partido contra el Oporto que dejaron a Simeone sin su jugador más en forma, un Lemar que había sido titular en todos los encuentros menos en Cornellà, donde entró en el descanso para dar la vuelta al marcador con un impacto brutal en el partido.

Superó su lesión y regresó con unos minutos en Milán también claves para dar la vuelta a un resultado fundamental para las opciones en Champions. Tuvo los últimos 26 minutos en San Siro e inició la jugada del gol del empate y provocó el penalti definitivo que situó el 1-2 en el marcador y supuso el único triunfo rojiblanco hasta el momento en la máxima competición europea. Y ante el Barcelona, Lemar se exhibió con un partidazo coronado con el gol para abrir el marcador y la asistencia a Suárez en el segundo, entendiéndose de maravilla con João Félix y Carrasco.

Pero, tras 80 buenos minutos contra el Liverpool pese a la derrota por 2-3 con diez jugadores durante prácticamente toda la segunda mitad y disputar la primera parte contra la Real Sociedad, volvió a aparecer su gran enemigo, unos problemas físicos que le sacaron del partido y le han mantenido fuera hasta este parón. Y el Atlético ha lamentado mucho su ausencia. Sin Lemar, el conjunto colchonero empató en su visita al Levante, cayó derrotado en Anfield y vio como el Valencia le recortaba la ventaja de 1-3 a 3-3 en el tiempo de descuento.

En este parón Simeone recupera al francés, que ya se ejercita con el grupo y el técnico le cuidará y administrará consciente de lo importante que ha sido siempre que ha estado sano, pero también de la inconveniencia de las lesiones musculares que ya la temporada pasada le dejaron sin jugar las tres últimas jornadas con LaLiga al rojo vivo. El balance habla por sí solo: en los siete partidos sin Lemar, el Atlético únicamente ha ganado dos, empatado tres y cayó en otros dos. El francés, que esta semana cumplió 26 años, ha participado en nueve encuentros con cinco victorias, tres empates, pero en dos de ellos tuvo que salir lesionado en la primera mitad y una única derrota contra el Liverpool en el Wanda Metropolitano en una superioridad rojiblanca hasta la expulsión de Griezmann. Lemar está de vuelta y el Cholo le recibirá como agua de mayo para salir del bache, el francés se ha convertido en míster imprescindible.