BARCELONA

Más ruina en el Barça: 33 millones entre cláusulas y rescisiones de entrenadores

El finiquito de Valverde costó 11 millones y eso que el Txingurri perdonó un año. Setién aún debe cobrar 4 millones y Koeman, trece. Ahora, cinco más por Xavi que se pagarán en el futuro.

0
Más ruina en el Barça: 33 millones entre cláusulas y rescisiones de entrenadores
CRISTINA QUICLER AFP

Cambiar tanto de entrenador le está costando al Barça, un club que había respetado tradicionalmente los contratos de sus entrenadores en el siglo XXI desde la llegada de Rijkaard. El holandés estuvo de 2003 hasta 2008; Guardiola, hasta 2012. Tito Vilanova, tristemente fallecido, entrenó hasta que su enfermedad se lo impidió; Martino cumplió su año de contrato y Luis Enrique, los tres que firmó en el verano de 2014.

Con Valverde se rompió la dinámica. Pese a hacer doblete en la temporada 2017-18, y ganar la Liga (ganando los dos Clásicos) y llegar a final de Copa y semifinales de Champions en la 2018-19, fue despedido en enero de 2020. Aunque perdonó el último año de contrato, el Txingurri se llevó unos 11 millones de euros de finiquito en el contrato. Luego vino Setién, que fue destituido después del 2-8 del Bayern, pero que había firmado un contrato hasta 2022. El Barça le debe cuatro millones de euros al cántabro, a los que ahora hay que sumar los 13 millones que pide Ronald Koeman, divididos en 7,2 millones de ficha pendiente y 5,8 que tienen que ver con el pago de la cláusula de rescisión que hubo de ejecutar para desvincularse de la Federación holandesa. Koeman la pagó de su bolsillo pero, lógicamente, en su nuevo contrato incluyó el pago futuro de la misma.

  • Al-Sadd
  • Centrocampista
  • España

En la misma situación quedará Xavi, que aunque pague del bolsillo los cinco millones de euros de su salida, los incluirá de alguna manera en su contrato, sea esta misma temporada o, si no es posible por el límite salarial, en las siguientes. En total, 33 millones de euros por la mala cabeza y una política deportiva pésima que ya no sólo alcanza a Bartomeu. También a Joan Laporta.