INTERNACIONAL

Lucas Moura: “En París pasé los seis peores meses de mi carrera”

El jugador del Tottenham repasó en ‘The Players’ Tribune’ “los momentos que nunca olvidará”. Recuerda con especial emoción el tercer gol ante el Ajax.

0
Lucas Moura, jugador del Tottenham, celebra el gol anotado ante el Ajax en las semifinales de Champions League 2018/2019.

Lucas Moura irrumpió en el fútbol profesional a los 17 años y, desde entonces, ha ido acumulando vivencias allá donde ha jugado. En una carta titulada "Los momentos que nunca olvidaré", publicada en el portal The Players' Tribune, el brasileño ha repasado su carrera deportiva, desde que su padre dijo "creo que no se dan cuenta de que nuestro hijo tiene talento para convertirse en futbolista profesional" hasta el gol que clasificó a los Spurs para su primera final de la Champions League.

El ahora futbolista del Tottenham se incorporó a la cantera de São Paulo con 13 años, donde admite que lloró "durante una semana porque echaba mucho de menos a mis padres". Un club que, a pesar de un inicio complicado, lo es todo para Lucas Moura. "Es el club de mi corazón, el club de mi vida. Lo llevo conmigo a todas partes", dice el brasileño. Un amor incondicional por el cuadro paulista que le llevó incluso a pensar que "si tengo que romper mi contrato con el PSG para ganar algo aquí, lo haré".

Aunque por suerte para Lucas Moura, se dio todo bien. Primero, proclamándose campeón de la Copa Sudamericana en 2012 y, posteriormente, convirtiéndose, con 20 años, en jugador del Paris Saint-Germain. Si bien Lucas Moura terminó jugando cinco temporadas y media en el cuadro parisino antes de recalar en el Tottenham, el atacante brasileño podría haber llegado mucho antes a la Premier League. "En el verano de 2012 estuve a punto de fichar por el Manchester United, pero en el último momento, Leonardo (director deportivo) me llamó y me convenció para que me uniera al PSG. Tenían a Ibra y a muchos brasileños, como Thiago Silva, Alex, Maxwell y Thiago Motta. Además, yo había estado en Manchester, y hacía mucho frío. Así que digamos que París, para un brasileño, era más tentador", cuenta en The Players' Tribune. Otro brasileño con el que Moura apenas llegó a compartir vestuario en el Paris-Saint Germain en dos ocasiones pero sí lo hizo con mayor regularidad en la selección nacional fue Neymar, a quien describe como "un tipo increíble con un corazón enorme. Es una de las mayores estrellas del mundo, pero ve a su casa a cenar y te tratará como a un príncipe".

París, una de cal y otra de arena

A su llegada a París, Lucas Moura se encontró un equipo lleno de estrellas. En especial, habló de David Beckham y Zlatan Ibrahimovic: "Estoy muy contento de contarles a mis hijos que he jugado con David Beckham. Me sorprendió la primera vez que los conocí a él y a Ibra". Moura admite que ambos ex compañeros de equipo podrían ser arrogantes porque son muy buenos, "pero luego te das cuenta de que son personas muy trabajadoras y humildes".

Además, con el Paris Saint-Germain, Lucas Moura llegó a ganar 5 campeonatos de liga, 3 Copas de Francia, 5 Copas de la Liga y 5 Supercopas de Francia. Sin embargo, como el propio futbolista reconoce, en París "parecía que lo tenía todo (un gran club, dinero y fama), pero tenía un gran vacío dentro de mí y echaba mucho de menos a mi país". 46 goles y 48 asistencias son los números que terminó registrando Lucas Moura en los 229 partidos que vistió la camiseta del PSG, pero "ir allí con 20 años fue un shock", afirma Moura. "La cultura, el clima, las tácticas, todo era diferente. Sentí una enorme presión para rendir. Luego llegaron las lesiones y empecé a echar de menos Brasil. Empecé a pensar: ¿hice bien en venir aquí?". Antes de poner rumbo a Londres en el mercado invernal de la temporada 2017/2018, Lucas Moura escribe en The Players' Tribune que "los últimos seis meses en el PSG fueron los más difíciles de mi carrera, sin duda. La temporada anterior había marcado 19 goles, y luego llegaron Neymar y Mbappé. Pensé que podría jugar junto a ellos, pero ni siquiera estaba en la plantilla para los partidos".

"Un gol, chicos. Un gol y volvemos a estar en el partido"

Ya en el Tottenham, donde juega desde hace tres temporadas y media, el futbolista de 29 años ha vivido uno de los momentos más importantes de su carrera. "No sé cuántas veces he visto el último gol. Tiene como 750.000 visitas en la cuenta de los Spurs en YouTube, y 100.000 de ellas son probablemente mías. Y fue entonces cuando me di cuenta de que todos estos momentos me habían llevado a este milagro en Ámsterdam", dice Lucas Moura sobre el último de los tres goles que anotó ante el Ajax en las semifinales de Champions League del curso 2018/2019 y certificó el pase de los Spurs a su primera final de la máxima competición continental.

Lucas Moura, jugador del Tottenham, celebra el gol anotado ante el Ajax en las semifinales de Champions League 2018/2019.

"Una vez que sobrevivimos al empate con el City, estaba convencido de que llegaríamos a la final. Pero el Ajax fue la sensación del torneo, y perdimos 1-0 en casa", dice Moura tras dejar por el camino al equipo de Pep Guardiola tras otro histórico partido de vuelta. Minuto 35 del segundo partido ante los neerlandeses y el Tottenham perdía 0-3 en el global. "Estábamos acabados. Brindemos", pensó el brasileño. Pero no sé por qué, seguí creyendo que era posible. Pochettino nos dijo: "Un gol, chicos. Un gol y volvemos a estar en el partido". Y el gol, finalmente, fue suyo. Así explica Lucas Moura en su carta qué sintió al anotar en el 96' el tanto definitivo: "No puedes pensar con claridad en un momento así. Hay una explosión de emociones dentro de ti que no sabes cómo manejar. No sabía cómo celebrarlo. Cuando terminó el partido, me tiré al suelo y lloré. Le di las gracias a Dios. Sentí una enorme sensación de gratitud, como si hubiera recibido un enorme regalo. Todos se acercaron y me abrazaron. Inexplicable. En serio, no sé cómo sucedió".

"Fue imposible dormir esa noche. Imposible. Mi mente volvió a esos seis meses en el PSG", admite Moura. Como también fue difícil conciliar el sueño tras caer en el Wanda Metropolitano por 0-2 ante el Liverpool: "Quedarte en el banquillo para la final de la Champions League fue como si me echaran agua fría al cuello". Tras 24 minutos sobre el terreno de juego, la primera final de la Liga de Campeones se le resistió a los Spurs, pero el brasileño sigue teniendo por objetivo lograr algo con el Tottenham: "¿Qué es lo siguiente? Mi objetivo es volver a la selección nacional, porque me encantaría jugar el Mundial. Además, tengo muchas ganas de ganar un trofeo con los Spurs".