NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEVILLA

Mir y el síndrome 'Luis Fallamos'

El joven atacante murciano sufre en el inicio los recelos de la grada, como ha ocurrido con tantos delanteros del Sevilla en los últimos tiempos, desde Luis Fabiano y Kanouté a En-Nesyri.

Actualizado a
Rafa Mir se lamenta tras fallar un gol, en Granada.
AFP7 vía Europa Press

Youssef En-Nesyri avanza en su recuperación pero no parece que llegue al partido del Sevilla en Balaídos, donde salvo experimento atacante volverá a formar Rafa Mir como delantero centro. Los números del delantero murciano no son malos, sobre todo en LaLiga, donde ha logrado dos goles en los 239 minutos que jugó. Uno cada 120'. Pero partidos como el de Granada o Wolfsburgo en Champions, los dos últimos, colocan sobre él ciertas dudas en parte de la afición del Sánchez-Pizjuán. Una hinchada especialmente sensible con los atacantes en los últimos tiempos.

Mir comienza a sufrir, como tantos otros puntas, el síndrome 'Luis Fallamos'. Así apodó la grada de Nervión al brasileño Luis Fabiano, considerado con el paso de los años uno de los mejores delanteros de la historia del Sevilla. Luis Fabiano llegó en 2005 y no anotó su primer tanto hasta el noveno partido de Liga, al Valencia. Terminó la primera vuelta con dos, los que lleva Rafa Mir, y la grada 'rajaba' de su fichaje como lo hacía de otro crack fichado ese mismo verano, Frederic Kanouté. El malí no marcó en Liga hasta la jornada 15º, aunque en UEFA había logrado pronto sendos dobletes ante el Mainz y el Besiktas. Sigue siendo uno de los mayores referentes del sevillismo.

La sospecha y cierta desconfianza de los entrenadores convirtieron en muy corta (apenas una campaña) la carrera de delanteros como Iago Aspas o Ciro Immobile, que antes y sobre todo después del Sevilla no han parado de golear. Otros como Negredo tardaron también en convencer a los aficionados antes de convertirse en uno de los goleadores más importantes de la última década en Nervión, 85 tantos en 180 partidos oficiales para marcharse traspasado al Manchester City.

El último en vivir la desconfianza del entorno ha sido el compañero de ataque de Mir, En-Nesyri. Fichado en enero de 2020, hace apenas 22 meses, el marroquí vivió su peor momento con el Sevilla tras fallar ante Manuel Neuer el mano a mano, en el último instante, que le habría dado a los nervionenses su segunda Supercopa de Europa. Ocurrió en Budapest, hace poco más de un año. Desde entonces ha sido pichichi con Lopetegui gracias a 18 goles en Liga y seis en Champions el año pasado y otros tres suma en el campeonato de la regularidad hasta su lesión, ante el Espanyol. Youssef se convierte en el mejor bálsamo para que Rafa Mir sepa gestionar los recelos de una grada muy exigente, sobre todo con los que juegan cerca de la portería rival.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?