LALIGA SMARTBANK

Segunda sí es tierra de proyectos

En la jornada en la que dos banquillos de Primera estrenan técnico, Segunda la lideran seis proyectos con gran confianza en el entrenador. Anquela, ex del Alcorcón, único despedido.

0
Segunda sí es tierra de proyectos
CARLOS BARBA DIARIO AS

Cualquier seguidor del fútbol español sabe que, en relación con otras ligas, la paciencia que aquí se tiene con los entrenadores y sus proyectos es, a veces, escasa. Por ejemplo, Levante, Pereira, y Getafe, Quique Sánchez Flores, estrenan técnico tras el adiós de Paco López y Míchel, respectivamente, con ocho jornadas transcurridas. Sin embargo, esto no sucede en la Segunda División española donde la confianza y la paciencia está más arraigada y, muchas veces, da frutos.

Cinco de los seis ocupantes de la zona noble de la clasificación tienen al mismo entrenador que la campaña pasada pese a que pudo generarse un clima propicio para las dudas en algún momento. Almería, Sporting, Tenerife, Las Palmas y Ponferradina configuran la lista. Por otro lado, el Eibar ha creído en todo momento en que Gaizka Garitano, firmado este verano, es el elegido para llevarles otra vez a Primera.

Almería (1º) y Sporting (2º) ocupan puestos de ascenso directo. Para el equipo indálico, su entrenador Rubi es la clave del proyecto que, a la tercera, quiere ver cumplidos los deseos del jeque de llevar al Almería a Primera. No obstante, esa confianza tuvo que ser rubricada rápidamente tras caer estrepitósamente ante el Girona por 3-0 en las semifinales del playoff de la campaña pasada. Algo similar ocurrió con David Gallego, técnico del Sporting. El exentrenador del Espanyol colocó a los suyos 41 de las 42 jornadas en puesto de ascenso o de promoción, pero un terrible final 'mato' las ilusiones de El Molinón sin hacerles entrar en el playoff. A día de hoy, el Sporting cabalga con paso firme a otra gran campaña con Gallego a la cabeza e incluso, como desvela El Comercio, se ha tanteado a sus agentes para una hipotética renovación.

En los puestos de promoción, también se puede apreciar esa 'tranquilidad'. La Ponferradina (3º) y Bolo, su entrenador, hace tiempo que van de la mano, concretamente desde la 2018-19. Un ascenso a Segunda, una salvación agónica tras el parón por la COVID-19 y esta temporada a soñar con Primera en su Centenario, gracias a un equipo esculpido y pulido por el bilbaíno.

Si hablamos de hacer un equipo a su gusto, el Tenerife de Ramis es el claro ejemplo de ello. El tarraconense, que llegó con la campaña pasada ya empezada y salvó al equipo, renovó este verano y ha colocado a los tinerfeños cuartos con un buen fútbol, borrando así cualquier tipo de duda que existiese respecto a su continuidad. En Eibar también tuvieron que refrendar el trabajo de Gaizka Garitano. Su equipo, que ahora es quinto, arrancó muy dubitativo pero un buen mes de septiembre 'limó cualquier aspereza' en relación con el técnico, la directiva y la afición.

Por último, Pepe Mel llegó a Las Palmas la campaña 2018-19. Varias han sido las veces que el madrileño ha visto en entredicho su puesto en el equipo canario, la más reciente este verano. Miguel Ángel Ramírez, presidente del equipo, reconoció que Mel no era la única opción y Quique Setién, extécnico del Barcelona, afirmó que hubo una oferta. Al final, la renovación del hoy técnico amarillo llegó el 4 de junio y, con los Jesé, Viera, Peñaranda y Moleiro, está respondiendo al objetivo fijado por el club, el playoff.

Las estrecheces económicas de muchos clubes de la categoría de plata que dificultan el pago de finiquitos, la tranquilidad ante las habituales malas rachas en una categoría tan igualada o ver los proyectos a largo plazo son algunas de las razones que explican la paciencia de las directivas de una Segunda que sólo tiene a Anquela, ex del Alcorcón, como único entrenador despedido, cese muy contrario a la opinión de la afición alfarera.