INGLATERRA

La fórmula para que el Newcastle evite el 'fairplay' y pueda gastar cientos de millones

Ausente de Europa, las normas financieras de la Premier League, más laxas que las que fija la UEFA, permitirán a 'Las Urracas' gastar cientos de millones durante los próximos años.

0
La fórmula para que el Newcastle evite el 'fairplay' y pueda gastar cientos de millones
OLI SCARFF AFP

Paradójicamente, no hay mejor noticia para los nuevos dueños del Newcastle que quedarse fuera de competiciones europeas durante un par de temporadas. La paciencia que Amanda Staveley, mano derecha del príncipe heredero de Arabia Saudí, pedía a sus aficionados, tiene su justificación en el tiempo que necesita el proyecto para ponerse en marcha. Mientras el nuevo 'club Estado' del fútbol europeo no salga al continente, las normas financieras de la Premier League, más laxas que las que fija la UEFA, permitirán a Las Urracas gastar cientos de millones durante los próximos años.

Y, dinero para respaldar ese gasto, tiene de sobra, pues el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí (PIF) que respalda a los nuevos dueños tiene un capital valorado en más de 825.000 millones de euros. Las normas financieras de la competición inglesa permiten a los clubes registrar un déficit de hasta 124 millones de euros en periodos de tres años, pero ahí no se contabilizan las pérdidas resultantes de la pandemia. Además, al club se le ha concedido un crédito FFP de otros 118 millones, lo que significa que el límite se amplía aún más.

"Esto quiere decir que el Newcastle puede gastar casi 250 millones de euros de una tacada sin ningún problema", explica a The Times Kieran Maguire, experto en contabilidad futbolística. "Además, tenemos que tener en cuenta que el coste de un jugador se divide en los años de su contrato gracias a lo que llamamos 'amortización'. Es decir, que, si un jugador cuesta 100 millones de euros, pero tiene un contrato de cinco temporadas, solo contabilizan 20 millones por año. Pueden gastar cientos de millones en jugadores gracias a ese margen que tienen".

Todo ello, además, sin contar que se produzcan acuerdos comerciales convenientes con Oriente Medio como los que consiguieron en su día el Manchester City y el PSG. "Si consiguen ingresar más dinero, también podrán gastar más", resume Maguire. Donde sí que podrán invertir sin límite los nuevos dueños es en las infraestructuras del club —es decir, en mejorar por ejemplo el estadio o la cantera—, algo que el Newcastle necesita urgentemente, pues el anterior propietario, Mike Ashley, había convertido al club en el que menos había invertido en estas parcelas de toda la Premier League durante la última década.