ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético, muy encima de Grbic

El meta croata está dando pasos firmes en el Lille. Lo ha jugado todo y las constantes llamadas de Andrea Berta le reconfortan. La opción del Lille es de ocho millones.

0
Grbic, antes de un partido con el Lille.
Lille

Ivo Grbic agarró la bandera del Lille tras el triunfo ante el Marsella y la hizo ondear efusivamente. Su equipo acababa de tumbar a uno de los ogros de la Ligue 1 (2-0). El Lille encadenaba tres victorias consecutivas y terminaba de olvidar las malas sensaciones del inicio del torneo. El campeón de liga no había empezado bien después de liquidar al PSG en la Supercopa. Pero las cosas han cambiado y Grbic estaba eufórico. Había completado un partido con la portería a cero. Realizó tres paradas contra el Marsella, una de ellas importante, y al finalizar el partido dejó patente su estado moral.

El meta croata de 25 años se ha ido con su selección con los deberes hechos. Dejó el Atlético para jugar, para tener los minutos que la presencia de Oblak le negaba, y lo ha disputado todo. Nada más aterrizar, Gourvennec le puso a jugar y hasta ahora. 810 minutos en los nueve partidos, dos de ellos de Champions, dejando una muy buena impresión. El Lille fue el equipo que más porfió para conseguir su llegada. Incluso llegó a presentar una oferta para comprar los derechos del guardameta, pero finalmente se marchó cedido. Ahí Berta jugó un papel decisivo. El director deportivo del Atlético tiene en gran estima al portero, antes y ahora.

El director deportivo rojiblanco se negó a vender a Grbic, después de que en un primer momento se abriera la puerta a un traspaso. Y ahora está muy encima, incluso para sorpresa del propio portero, que al marcharse pensaba que el seguimiento sería menos exhaustivo. Pero Berta llama a Grbic a menudo, después de cada partido, para comentar lo que ha sucedido, sus sensaciones y las cosas en las que el director deportivo cree que tiene que corregir. El portero se siente reconfortado. Berta también hizo mucho para que se le asegurara un sitio donde fuera a jugar desde el primer día. Así ha sido.

Su futuro en el Atlético no está cerrado, aunque con Oblak de rojiblanco, parece muy difícil. El Lille tiene una opción de compra de 8 millones, pero lo cierto es que en el último mes ya hay equipos que se han interesado por Grbic. Había un buen recuerdo en los ojeadores del croata de sus tiempos en la Lokomotiva y ahora ha vuelto a transmitir las mismas sensaciones con el ritmo de juego que ha adquirido en el Lille. En la Premier se le seguía de cerca antes de fichar por el Atlético y lo siguen haciendo. Su futuro se despejará en junio. Mientras, su objetivo es seguir creciendo.