DEPORTIVO - SD LOGROÑÉS

Reválida en Riazor

El Deportivo, tras su primera derrota, busca resarcirse ante un SD Logroñés que solo perdió un partido. Los coruñeses, ocho victorias seguidas en Riazor.

0
Borja Jiménez, en la charla previa al partido ante la SD Logroñés en Riazor.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Después de un inicio perfecto, 12 puntos de 12, el Deportivo perdió el pasado fin de semana su primer partido de la temporada ante Unionistas (2-1). Un resultado que no solo hizo que los coruñeses dijesen adiós a su imbatibilidad, sino que también se dejaron un liderato que pasó a manos salmantinas. El primer traspiés ha sido encajado en A Coruña sin dramas, pero conscientes a la vez que toca levantar la cabeza de forma inmediata esta noche de viernes (21:00 horas) para recuperar el primer puesto y que el tropiezo no comience a generar dudas. El rival será un SD Logroñés que también ha empezado la liga con buen pie. Ocho puntos en su casillero y solo una derrota. Buenos números para un equipo cuya meta, en principio, es la de no sufrir.

El partido de la reválida para los de Borja Jiménez no podía tener un escenario mejor para ellos: Riazor. El estadio coruñés se ha convertido en una auténtica fortaleza en la que el Deportivo acumula ocho triunfos consecutivos. Esta gran racha, además, está adornada con un balance goleador que asusta: 18-1 para los blanquiazules. Parte de esa magia está en la grada, que presentará de nuevo un gran aspecto a pesar de que el aforo del cien por cien no entrará en vigor en Galicia hasta el sábado. Claro que en las filas riojanas, que contarán con medio centenar de aficionados en Riazor apoyándoles, la autoestima también está en altos niveles después de protagonizar el pasado fin de semana una remontada de esas que lanzan a los equipos. 0-2 perdían los de Raúl Llona ante el Talavera en el minuto 38, 3-2 acabó el encuentro.

El duelo también tiene nombres propios de calado. En el bando visitante jugará un ‘chaval’ llamado César Caneda. 43 años tiene el central vitoriano, que vivirá una noche especial ya que su debut en Primera, con el Athletic, tuvo lugar en Riazor en un lejano mes de febrero de 1998. Más cercanos son los goles de Alberto Quiles. El delantero onubense, fichado este año, ha marcado en cuatro de las cinco jornadas disputadas. Él y Miku serán el gran peligro para Jero Lairo. Si el dúo atacante está claro, más incertidumbre hay en el lateral derecho, por el que han desfilado cinco jugadores en cinco partidos. El favorito es Víctor García, pero en los onces de Borja Jiménez no suele faltar nunca alguna sorpresa.