TENERIFE

Carlos Ruiz: "No hay que ponerse nerviosos"

Al experimentado defensa, que lo ha jugado todo en el inicio, no le preocupan las últimas dos derrotas “porque en esta categoría todo se decanta por detalles”, opinó.

0
Carlos Ruiz, jugador del CD Tenerife, durante un entrenamiento.
Cadena SER

Carlos Ruiz es uno de los tres únicos jugadores del Tenerife que han participado en todos los minuto (630) de este inicio liguero. "Es circunstancial", dijo con cierta humildad. "Hay temporadas en las que empecé jugando mucho y en otras en las que al principio no entraba y acababa jugando...", contó el central en rueda de prensa.

Uno de los capitanes no está preocupado por las últimas derrotas consecutivas. "Es cierto que después de cinco partidos transmitimos muy buenas sensaciones de juego y resultados, pero no hemos sumado en las dos últimas jornadas. Hay tranquilidad dentro del vestuario, sabemos dónde estamos y que la categoría es muy igualada y los partidos se decantan por pequeños detalles".

"No hay que ponerse nerviosos", confió. "Todo lo que sea estar arriba es positivo para nosotros y para el entorno. De momento la gente está contenta con lo que está viendo del equipo pero esto acaba de empezar y no hemos hecho nada todavía. Tenemos los pies en el suelo. Este año hay muchos argumentos para confiar en una buena temporada", consideró.

Carlos defendió a su compañero Sipcic quien quedó retratado en los tres goles del Almería (cometió el penalti, perdió en el duelo con Sadiq en el 2-0 y anotó un gol en propia puerta). "Nikola es consciente de su nivel. Se exige al máximo el primero. Estaba haciendo un partidazo, pero tuvimos la mala suerte de la jugada del penalti, casi ni lo toca. El propio Sadiq dijo que hizo más por tirarse que haber sido derribado. Y que te metas un gol en propia puerta le va a pasar a todos los defensas cuando vas al límite. Está arrancando muy bien la temporada, tiene una proyección tremenda", relató.

Por último, el defensa se quejó también de la actitud de Milla Alvéndiz en el partido ante el Almería. "A nosotros cuando nos pasamos de vuelta con los árbitros nos castigan con amarilla o roja pero al revés, cuando el árbitro te provoca, nadie lo juzga", se lamentó. "A veces te incitan a que les protestes más porque te hablan con chulería. Nos quedamos helados cuando le dijo a Enric eso de que se levantara y no hiciera cuento, quedó retratado. Pedimos que se nos trate con respeto", exigió.