FRANCIA

Adiós a otro 'enfant terrible': Nasri cuelga las botas

Samir Nasri anunció su retirada. En una entrevista en Journal du Dimanche explica como le afectó su sanción por dopaje y su falta de ambición con 34 años.

0
Adiós a otro 'enfant terrible': Nasri cuelga las botas
TONI RODRIGUEZ DIARIO AS

Uno de los últimos talentos rebeldes del fútbol francés ha dicho 'c'est fini'. Samir Nasri anunció su retirada definitiva del fútbol profesional este domingo a través de una breve entrevista en el semanal francés Le Journal du Dimanche. El marsellés, que ya aparecía en televisión como comentarista para Canal Plus Francia, repasó su carrera en esta breve entrevista e incidió en la sanción por dopaje que le tuvo parado en 2018.

"Un episodio que me hizo mucho mal y que cambió mi relación con el fútbol fue mi suspensión. Me pareció muy injusto, no había tomado ninguna sustancia dopante. Sólo era una inyección de vitaminas porque estaba enfermo. Me detuvo en seco", reconocía en esta revista.

El francés fue suspendido cuando estaba en el Antalayaspor y el West Ham, con Pellegrini en el banquillo, volvió a apostar por él, pero no terminó de funcionar. "Volví en el West Ham, volvía a Londres y con un entrenador que conocía. Era perfecto, pero me lesioné tres veces seguidas", confiesa el francés.

Este afirma que el parón de la liga belga por la pandemia de Covid-19 fue lo que terminó de quitarle las ganas de volver al terreno de juego mientras disfrutaba a las órdenes de su excompañero en el Manchester City, Vincent Kompany. "Había un lado emocional en el Anderlecht, pero también la idea de ser jugador y parte del staff técnico. Como me gustaría ser entrenador, pensé en aprender con él (Kompany). No ocurrió como estaba previsto y el campeonato se detuvo por culpa de la Covid. Después, ya no quería jugar. No tenía ganas de más retos", explicó. Aunque jugar en Francia fuera una opción aún a sus 34 años, solo hay un club que sacaría a Nasri del retiro. "No me veo volviendo a Francia si no es para jugar en el Marsella", sentenció.

Un 'enfant terrible'

Nacido en Marsella, Samir Nasri nunca fue un futbolista al uso. Ni por talento, ni por carácter. El francés fue un diamante de las academias de 'El Hexágono' y formó parte de una generación dorada en las inferiores proclamándose campeón de Europa sub-17 junto a otros dos 'rebeldes' como Hatem Ben Arfa y Karim Benzema.

El mediapunta arrancó su carrera en el Marsella y explotó como un talentoso joven de la Ligue 1, donde dejó highlights (caños memorables que puede encontrar en Youtube) y fútbol de quilates. Wenger le dio la oportunidad en la Premier y se marchó al Arsenal. Allí siguió destacando y acabó en el Manchester City, donde ganó los otros cuatro títulos de su palmarés: dos Premier League, una Copa de la Liga y una Community Shield.

Sevilla fue su casa en la 16/17 junto a Jorge Sampaoli. El argentino le dejó via libre para hacer su fútbol y también su vida siendo "un amigo más que un entrenador". "Sampaoli me quería tanto que me dijo: 'Ven a nuestro equipo; puedes beber, ir a discotecas, hacer lo que quieras, te cubriré la espalda. Todo lo que te pido es que juegues bien en el campo el fin de semana'", reconocía en una entrevista con el periodista Walid Acherchour. Con ese margen, Samir disfrutó e hizo disfrutar al Pizjuán.

Acabó su cesión en Sevilla y se marchó a Turquía, al Antalayaspor, donde la sanción cortó su carrera como reconocía. Luego, West Ham y Anderlecht, donde colgó las botas para siempre. Salvo que llame el OM.

Enamorado de Guardiola y alucinado con el PSG

Aunque solo jugó un partido a las órdenes de Pep Guardiola, Samir Nasri quedó encantado con el tiempo que trabajó a las órdenes del que aún es entrenador del Manchester City al que calificó de "genio" a nivel táctico. "He trabajado con muchos grandes entrenadores, pero él tiene algo más. Va hasta la obsesión. Conoce y sabe todo. Ve los huecos y consigue mostrártelos", aseguró a Le Journal du Dimanche.

El marsellés comenzó su idilio durante los encuentros que disputó contra el Barça militando en el Arsenal estando Guardiola en el banquillo culé. "Nos llamaban el Barça de Inglaterra, pero cuando jugábamos contra ellos no llegábamos. Era imposible presionar. Luego, trabajé con Pep y lo entendí. Con su organización sabes siempre donde están tus compañeros", añadió.

Como comentarista en Canal Plus Francia, Nasri disfruta de la llegada de estrellas al PSG, lo que califica de locura. "En Francia aún no se es consicente. No pensábamos que Messi se fuera de Barcelona y ¿dónde vino? A Paris. Sergio Ramos igual. Han renovado a Neymar, han mantenido a Mbappé. Es una locura", explica. Aún así, tiene críticas para el club ya que considera que la propiedad del PSG "cortocircuita un poco el poder de los entrenadores".