ESPANYOL-ALAVÉS

Aprobados y suspensos de un Espanyol desquitado

Raúl de Tomás firma un hat-trick, pero sólo un tanto, el que logra de penalti, sube al marcador. Morlanes, el todoterreno perico, se lleva una ovación cuando es sustituido.

0
Aprobados y suspensos de un Espanyol desquitado
RCD ESPANYOL

Diego López: No tuvo un encuentro excesivamente complicado. En la primera mitad repelió varios disparos que podían conllevar peligro, el de Rioja en el 32’ midió la fuerza de sus manos. Al final estuvo bien en los balones aéreos y no se complicó.

Óscar Gil: No acaba de despuntar, pero tampoco cometió errores. Y en un defensa es de agradecer. Trató de sumarse al ataque en varios momentos del encuentro, pero le falta mucho acierto en el centro.

Sergi Gómez: Sus movimientos defensivos son acertados y achica muy bien los espacios a los delanteros rivales. No tomó riesgos en la salida de balón y con Cabrera formaron una pareja de centrales sólida.

Cabrera: Corrigió a sus compañeros, les animó y ayudó a Pedrosa en más de una ocasión. Sufrió un poco más con Sylla por la movilidad de este, pero en el 61’ estuvo atento al movimiento de punta senegalés dentro del área y le molestó lo suficiente para que no rematase con comodidad.

Pedrosa: Vertical y peligroso en ataque cada vez que encontró espacio por la banda izquierda. Martín le achuchó en una acción durante la segunda mitad, pero estuvo correcto y sin mostrar en exceso sus costuras.

Keidi Bare: No escatima esfuerzos y es de esos jugadores que se merecen el cariño que reciben por parte del técnico, compañeros y jugadores. En el gol anulado en el 3’ luchó, mostró calidad en la conducción del balón y le puso un buen balón a RdT. Pidió el cambio en el 74’ por unas molestias físicas en el muslo de la pierna derecha.

Morlanes: Es un todoterreno. Ofreció un recital defensivo, de despliegue físico (por ello fue sustituido en el 67’), y de control de balón. Se juntó muy bien con Keidi Bare y apoyó a Darder. En la primera mitad asistió a RdT, pero el gol fue anulado. Sí tuvo más fortuna en el 53’. Llegó bien el área contraria y forzó el penalti del 1-0.

Embarba: Inició el duelo con tantas ganas que, en el 3’, cayó en fuera de juego y por ello quedó anulado el tanto de RdT. Fue de más a menos y se le vio apagado en el regate y sin acierto en el centro. Vicente Moreno le tiene mucha confianza.

Darder: Hizo acto de presencia en el partido y fue vertical y peligroso a partir del 65’. Bajar un tanto su posición para tener más contacto con el balón fue clave. Su presencia en el campo permite tener confianza a sus compañeros porque pide la pelota y la distribuye con acierto. Acabó muy bien su partido, fue sustituido en el 88’.

Nico Melamed: Estuvo desaparecido. Cuando fue sustituido se le vio fundido, lo intentó de muchas maneras, pero la teoría hay que llevarla a la práctica. No ofreció desborde y las diagonales que probó no tuvieron resultado positivo.

Raúl de Tomás: Está, sin duda, un peldaño por encima del resto de sus compañeros. Marca el tempo del Espanyol y si él es feliz, el equipo también. Se le anularon dos goles (el segundo fue excelente por el control y la definición), en la primera mitad, por fuera de juego, aunque logró desquitarse en el 54’ cuando aprovechó el penalti forzado por Morlanes.

Wu Lei: Corre y presiona, pero con el balón en los pies aún le falta entenderse con sus compañeros. El ejemplo una contra que llevó con Darder y le dio tarde, y mal, el balón. En el 91’ no aprovechó un mano a mano en el que tuvo todo el tiempo del mundo para superar a Pacheco.

Fran Mérida: Hizo muchas cosas bien en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego.

David López: Reapareció y marcó la línea en la medular. No tuvo incidencia en ataque, pero sí dio seguridad.

Dimata: Trabajó para no perder balones en ataque. Sin presencia en el área rival.

Melendo: No tuvo muchos minutos, pero le bastó para dejar sólo a Wu Lei, con un gran pase entre líneas, ante Pacheco.