RACING

La sala de máquinas no tiene dueño

Ningún pivote ha completado un partido, nunca han coincidido en el campo más de dos y las parejas Tienza-Íñigo y Marcos-Domínguez están inéditas

Santander
0
La sala de máquinas no tiene dueño
Nacho Cubero Diario AS

Desde que comenzó la pretemporada casi solo hay una certidumbre en la manera de jugar del Racing: que lo hará basándose en un 4-2-3-1, con un doble pivote situado a la misma altura. Más o menos. Lo que ya es más complicado de acertar es quienes serán esos dos futbolistas y cuanto aguantarán en el terreno de juego. Por lo visto en las cuatro jornadas de liga, Guillermo Fernández Romo no se ha entregado a ninguno de los especialistas de los que dispone ya que a ninguno le ha dejado jugar un partido completo y en tres de los cuatro partidos ha sido titular una pareja diferente: Sergio Marcos-Tienza en los dos primeros partidos, Íñigo-Sergio Marcos contra el Talavera y Borja Domínguez-Íñigo en Vigo. Bustillo, que salió en los últimos minutos contra el Tudelano y el Logroñés, fue más una medida desesperada en partidos cuesta arriba que una apuesta decidida.

Lo que sí parece tener claro el técnico madrileño es que tiene perfiles difícilmente compatibles. Al menos hasta ahora, no han coincidido en el terreno de juego ni un segundo Fausto Tienza con Íñigo ni Borja Domínguez con Sergio Marcos. En la mayoría de los casos, cuando uno ha entrado en el campo ha sido sustituyendo al otro. Parece que en el esquema de Romo Íñigo y Tienza compiten por ser el pivote defensivo, mientras que Borja y Sergio lo hacen por el papel del pivote creativo.

Fausto Tienza y Sergio Marcos fueron la pareja titular en los dos primeros partidos.

Bailes por parejas

Sergio Marcos-Tienza         133' (0 goles a favor / 1 en contra)

Sergio Marcos-Íñigo            84' (3 / 1)

Íñigo-B. Domínguez             83' (2 / 2)

Tienza-B. Domínguez         44' (1 / 0)

Íñigo-Bustillo                         4' (1 / 0)

B. Domínguez-Bustillo        2' ( 0 /0)

Si uno se detiene a comparar el balance de goles a favor y en contra con cada uno de los jugadores en el terreno de juego, parece evidente que el marcador se mueve mucho menos si está en el campo Fausto Tienza, el más posicional y defensivo de todos. Con el extremeño en el campo el Racing solo ha encajado un gol..., pero solo ha marcado también en una ocasión. En el lado contrario de la balanza está Íñigo Saínz Maza: el de Ampuero estaba en el campo cuando se marcaron seis de siete goles anotados por el Racing hasta el momento..., pero en cambio también jugaba cuando el equipo encajó tres de los cuatro goles recibidos por Lucas Díaz. Debe ser lo de la teoría de la manta, que tapa la cabeza o los pies.

Otro dato que parece señalar los números, todavía cogidos con hilvanes porque solo se han disputado 360' de juego es que Romo les ha echado a los cuatro a pelear sin que esté muy claro quién estará en el once en cada jornada. El que más tiempo ha estado en el campo, Sergio Marcos, solo lo ha hecho el 60% de los minutos mientras que los otros tres no han llegado a jugar la mitad del tiempo posible: Íñigo ha llegado al 49%, Tienza al 47% y Borja Domínguez al 36%. Se da el caso, además, que los dos que empezaron la liga como titulares, Tienza y Sergio Marcos, ya fueron suplentes el domingo en Barreiro.

A cada uno lo suyo

Sergio Marcos       217' (3 goles a favor / 2 en contra)

Tienza                      177' (1 / 1)

Íñigo                         169' ( 6 / 3)

B. Domínguez       129' (3 / 2)

Bustillo                       6'  (1 / 0)

Sergio Marcos e Íñigo son los dos pivotes con más minutos en el terreno de juego.