FRANCIA

Pablo Longoria busca un modelo "a la española" en la Ligue 1

El presidente del Olympique de Marsella busca reforzar el control financiero del fútbol francés para evitar casos como las 35 fichas del PSG esta temporada.

0
Pablo Longoria, presidente del Olympique de Marsella.
Bleacher Report

Sin lugar a dudas, el control financiero del fútbol francés continúa siendo un organismo del que nadie tiene información de su funcionamiento ni de cómo se rigen las reglas. Es por ello que Pablo Longoria, presidente del Olympique de Marsella, está intentando renovar la estructura para que la Ligue 1 vuelva a ser competitiva y con el objetivo de establecer controles financieros que impidan que muchos equipos tengan más ventajas que otros por disponer de capital ilimitado o de inversiones extranjeras que garantizan solidez en cualquier momento.

Según ha podido saber AS, lo que propone Longoria es una base similar a la que hay actualmente en el fútbol español, es decir, un modelo regido por reglas comunes para todos los equipos y que pretende evitar descalabros financieros. También sería un modelo que contaría con un análisis de los parámetros económicos de cada club para establecer ciertas reglas. Lo que no sería posible con este tipo de medidas es ver un caso como el del PSG esta temporada, que ha terminado con 35 fichas sumando profesional y contrato joven mientras que en España el límite es de 25.

Ayer, el máximo dirigente del Olympique de Marsella hizo énfasis durante una audición en los derechos televisivos para evitar que la Ligue 1 pierda nivel en relación con otras competiciones: "Si comparo a Francia con España e Italia, es más difícil acceder al fútbol en Francia. El otro día intenté ver el multiplex (cuatro partidos a la vez el domingo a las 15 horas) y, como cada aficionado, intenté mirar los mejores momentos del partido. Tuve problemas para encontrarlo. Hay que hacerlo más visible. Los derechos televisivos son los ingresos más estables para un club. Es muy importante desarrollar nuestro modelo económico y tener un campeonato fuerte. Establecer un modelo económico solo en torno a la venta de jugadores correría el riesgo de ponernos en la misma categoría que muchos campeonatos menores".

Las medidas propuestas por Longoria suponen toda una novedad en Francia. La DNCG, el organismo financiero del control de clubes franceses, no tiene un reglamento específico que vincule a todos los equipos. Solo se firman compromisos particulares que, si garantizan la solvencia aun con un nivel muy elevado de endeudamiento, sus cuentas se dan por aprobadas. Por ello, el español ha propuesto flexibilizar muchas cosas de una estructura cada vez más caduca y que pide un cambio a gritos.