REAL ZARAGOZA

"Debemos sumar muchos puntos en La Romareda para conseguir lo que todos deseamos"

Juan Ignacio Martínez, que subraya la importancia de hacerse fuertes en casa y no encajar, ve la botella medio llena: "Generamos ocasiones y eso es lo más difícil en el fútbol".

Zaragoza
0
Juan Ignacio Martínez.
ALFONSO REYES

Juan Ignacio Martínez, que considera que su equipo ya tiene el ADN del Real Zaragoza, no se muestra preocupado por la falta del gol: "En este momento veo la botella medio llena porque el equipo está generando ocasiones y eso es lo más difícil en el fútbol". El técnico también subraya la importancia de no encajar y de que La Romareda sea el jugador número 12: "El rival, cuando venga, debe sentirlo de verdad. Hay que sumar muchos puntos en casa si queremos lograr lo que todos deseamos".

−El Zaragoza desaprovechó muchas ocasiones en Fuenlabrada. ¿Una de las labores a lo largo de la semana ha sido convencer a los jugadores de que no desesperen y que lo goles terminarán llegando?

−Yo soy de reforzar mucho. En este momento veo la botella medio llena porque el equipo está generando ocasiones y eso es lo más difícil en el fútbol. Hemos hecho ejercicios de asimilación para que el jugador vaya cogiendo toda la confianza. Ojalá que el sábado, con una Romareda que va a estar a tope, podamos brindar ya la primera victoria.

−Por ahora el equipo sólo ha sumado un punto de seis posibles en casa. Fundamental hacer de La Romareda un fortín para lograr el objetivo, ¿verdad?

−Totalmente. La Romareda tiene que ser el jugador número 12, que el rival cuando venga lo sienta de verdad. Y eso lo tenemos que hacer nosotros con nuestro juego y provocando que el rival se sienta incómodo. Noventa minutos aquí pueden ser larguísimos y en cualquier jugada puede llegar el gol, así que hay que tener esa paciencia. Esperemos que a lo largo de la temporada La Romareda sume muchos puntos porque será para alcanzar ese objetivo que todos deseamos.

−¿Cuántas ganas tiene de escuchar cómo suena un gol en La Romareda con afición?

−Las mismas que todos. Ojalá que sean muchos goles y muchos puntos porque eso será felicidad para todo el mundo. La afición ha estado un tiempo sin poder disfrutar de su Real Zaragoza y aún no le hemos dado esa victoria. El día del Cartagena sí que se fueron con buenas sensaciones, pero perdimos. La temporada es larguísima, pero el Real Zaragoza debe sumar muchos puntos en La Romareda si quiere conseguir lo que todos deseamos.

−Teniendo en cuenta el buen partido que hizo el equipo en Fuenlabrada, especialmente en la primera parte, ¿va a haber cierta continuidad en el once?

−Más allá del once, lo que sí que debemos tener claro es lo que queremos, cómo conseguirlo, saber las bazas importantes del rival y neutralizarlas y combatirlas con nuestras armas.

−¿Tiene ya decidido quién va a suplir a Fran Gámez en el lateral derecho?

−Tenemos la posibilidad del chaval Ángel López, por posición natural, y las opciones de Francés y Lluís López. Un día pienso una cosa y otro, otra. Mañana lo tendré ya más claro.

−¿La opción de jugar con tres centrales y dos carrileros la descarta de inicio?

−El domingo pasado terminamos así en Fuenlabrada. Parecía que iba a hacer un cambio defensivo cuando quito a Francho y meto a Lluís López, pero lo hice para tener más equilibrio, seguir con dos delanteros e intentar jugar siempre en campo rival. Estábamos con diez y había que intentar que el rival no nos viera fisuras. Muchas veces lo puedes lograr y otras no. Son posibilidades que pasan por mi cabeza, también para este partido.

−¿Vada ya está para ser titular?

−Sí, desde el primer día, pero muchas veces los propios jugadores tienen ese puntito. Él vino al final del mercado y en la pretemporada en Almería muchas veces había entrenado al margen, pero no hay excusas. Si tiene que jugar de inicio, lo hará. Ojalá que siga dándonos muchos puntos.

−¿Su entrada en el once provocaría un cambio de sistema?

−Más allá de los aspectos tácticos, nosotros tenemos ya el ADN del Real Zaragoza, que es el que implantamos en la pretemporada. La presión alta y la presión tras pérdida son innegociables. Y atacando, lo mismo, intentamos ser un equipo muy vertical.

−Se está haciendo mucho hincapié en la falta de gol, pero el equipo ya encadena cuatro partidos encajando. ¿Le preocupa?

−El objetivo principal en esta categoría es mantener tu portería a cero y ese fue el lema la pasada temporada. Teníamos que sumar muchos puntos y en esa estamos. Los equipos que han terminado en la parte alta de la clasificación es porque han encajado muy pocos goles, ya que si encajas uno, ya tienes que meter dos para ganar los partidos y está un poco a merced del rival. Lo hemos hablado y hemos buscado las soluciones para que no suceda. Ojalá empecemos a partir del sábado a mantener esa portería a cero.

−El equipo se ha visto perjudicado por el balón parado en contra. ¿Se debe a una falta de concentración individual o es un problema de centímetros?

−Es algo que entrenamos, tanto en ataque como en defensa, y es cierto que debemos tener una atención muy grande porque nos ha costado puntos.

−Enfrente van a tener un filial como la Real Sociedad B. ¿Cómo se afronta un encuentro así?

−Va a ser un partido con una dificultad máxima, contra un equipo que presiona alto y que tiene un muy buen trato de balón. Si llegas tarde a la presión, se generan muchos espacios. También cuenta con jugadores importantes y, de hecho, hay muchos que están entre el primer equipo y el filial. Si no conseguimos neutralizarles bien, será difícil que podamos conseguir algo positivo. Son chavales que llevan ya un tiempo con el míster y tienen automatismos que este año con las dos o tres incorporaciones les han dado un plus. La semana pasada iba perdiendo por 0-3, sacaron el orgullo y estuvieron a punto de empatar. Eso indica la dificultad con la que nos vamos a encontrar. Debemos intentar sacar nuestra mejor versión porque ya toca ganar en nuestro estadio.

−César Yanis no se ha ejercitado hoy con el grupo. ¿Cómo está?

−Lo más importante es que aparentemente no tiene nada. Entre ayer y hoy ha mejorado y vamos a ver si mañana está para entrenar y entrar en la convocatoria. En principio es una contractura y no hay ninguna rotura. Por otra parte, tiene que entender el ritmo de Europa para su adaptación. Así la progresión será mucho más rápida.