GRANADA

El Granada arranca la temporada como en la campaña del descenso

Aquella temporada, 2016-17, los nazaríes empezaron también con dos empates y dos derrotas jugando su primer duelo en Villarreal. Desde entonces, siempre había arrancado mejor

Granada
0
Montoro se lamenta tras un fallo.
Parker DIARIO AS

No ha empezado bien la temporada para el Granada. Dos empates, en las dos primeras jornadas ante Villarreal y Valencia, y dos derrtas, contra Rayo Vallecano y Betis, en las siguientes han dejado al conjunto nazarí en descenso y con sólo dos puntos en su casillero. Los más pesimistas recuerdan que hace cinco años el inicio fui muy similar y el equipo cabó descendiendo a Segunda División. Desde aquel descenso, dos temporadas en Segunda y dos en Primera en el que los arrancas de curso siempre han sido mejores. Con sólo cuatro jorrnadas jugadas aún queda mucho tiempo para no repetir aquella nefasta temporada...

En la temporada 2016-17, el Granada también debutó ante el Villarreal, eso sí, en Los Cárrmenes. Un empate a un tanto que no supo mal. Sin embargo después vinieron la goleada en Las Palmas (5-1) y la derrota en casa ante el Eibar (1-2) para llegar a la cuarta jornada con la necesidad de lograr la victoria, precisamente, ante el Betis. Entonces, los nazaríes rascaron un empate (2-2) para llegar a la quinta jornada como ahora, con sólo dos puntos en el casillero y en el puesto 17 de la clasificación. Aquel curso la cosa no fue a mejor. Al revés. Diez jornada más tardó en conocer la victoria, en la jornada 14 ante el Sevilla (2-1) y con sólo cinco puntos en total en su casillero tras cosechar en esos partidos sólo tres empates. Una temporada para olvidar que acabó con el equipo colista y descendiendo. Fue el último descenso del Granada.

No empezó mejor una temporada después, ya en segunda, con tres empates y una derrota. Sin embargo, en el año del ascenso la cosa cambió. Dos empates y dos victorias para empezar. Y también fue mejor en el redebut en Primera con un empate, una derrota y dos victorias. El pasado curso, a pesar de tener Europa League entre medio, el Granada logró dos victorias y un empate en el inicio.

Con cuatro jornadas disputadas, el conjunto de Robert Moreno tiene mucho que mejorar y tiempo para hacerlo. Los errores defensivos están siendo el gran hándicap del equipo que en los minutos finales de los partidos, quizá por el cansancio, pierde más la concentración. Los dos tantos contrar el Betis llegaron en sendos descuentos, ante el Valencia también fue en el tramo final. Todos están de acuerdo que lo de Vallecas fue un accidente que no puede volver a pasar. Con la ambición de dar la cara y competir cada partido, los nazaríes saben que les toca levantar la cabeza para olvidar este inicio y afrontar el difícil calendario que les viene. Porque el lunes, ante un Barcelona herido, será una prueba de fuego para ver si el Granada es capaza de competir con cualquiera.