GRUPO B | ATLÉTICO 0- OPORTO 0

1x1 del Atlético: Kondogbia se hace fuerte, Lemar se va k.o.

El equipo rojiblanco no se sintió cómodo en ningún momento ni fue capaz de generar ocasiones de gol. Simeone necesita la mejor versión de Suárez y Koke.

0
Los jugadores del Atlético antes del inicio del partido.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El Atlético comenzó el partido sufriendo a la hora de realizar la presión, llegando tarde y tácticamente con dificultades para cubrir la salida de balón del Oporto. João Félix fue titular por primera vez y Simeone premió la gran versión de Lemar y Kondogbia ante el Espanyol dándoles la titularidad. El pivote dejó un corte defensivo extraordinario y Lemar se marchó sustituido a los 35 minutos por lesión.

Simeone buscó cambiar la versión del equipo pasando a una formación de 4-4-2, con Lodi de lateral izquierdo, Carrasco y Correa en las bandas y Griezmann junto a Suárez en la delantera. Hay jugadores capitales como Suárez, Koke o Llorente que están lejos de su mejor versión de la temporada pasada.

Oblak: Tuvo poco trabajo en la primera mitad, especialmente gracias a una acción providencial de Kondogbia evitando que Zaidu le rematase en el mano a mano. En el inicio de la segunda mitad un centro de Otavio se acabó envenenando y chocando contra el palo de Oblak. Taremi marcó en un error entre Lodi, Kondogbia y el guardameta, pero el delantero había tocado con la mano antes de que el balón entrase en la meta y con la ayuda del VAR el gol fue anulado.

Giménez: De vuelta al once tras descansar en Barcelona. Se mostró muy activo y agresivo en la recuperación, subiendo líneas para robar el balón pasado el centro del campo y asumiendo responsabilidad en la salida de pelota para conducir y buscar romper líneas con los pases en largo. En la segunda mitad pasó a pujar en zaga con dos centrales, acabando con Kondogbia como compañero.

Felipe: Jugaba contra su exequipo y con Savic sancionado deberá ser capital en la Champions. No quiso complicarse ni arriesgar, balón dividido directamente a la grada para no dejar opción de contragolpe. Vio una amarilla en una jugada muy desgraciada para él, ya que perdió el balón en el inicio y cuando Carrasco le había hecho la cobertura y la había recuperado se metió por medio y tuvo que parar la jugada con falta. Se marchó seguido poco después para dejar entrada a Herrera. Se le veía agotado en esos últimos minutos.

Hermoso: Central izquierdo de partida, buscando constantemente ofrecerse como una salida de balón desde atrás. Con el paso de los minutos, el Atlético tuvo que ir moviéndose tácticamente para intentar incomodar con su presión de forma más organizada, por lo que Hermoso se abrió más al lateral y Carrasco pudo subir su posición más cercana al centro del campo. Simeone le sustituyó en la segunda mitad para buscar el gol con una defensa de cuatro.

Llorente: De partida como carrilero derecho, donde no se siente tan cómodo por alejarse tantos metros del área. Pierde mucha influencia en el juego, arrinconado con labores defensivas y tratando de doblar constantemente por la derecha, pero muy abierto en banda para ser determinante. Apenas se le pudo ver en el partido.

Los jugadores del Atlético y los del Oporto pelean por el balón.

Carrasco: Carrilero izquierdo, tuvo problemas defensivos en los primeros minutos, cuando Simeone le llamó varias veces aparte. Fue subiendo líneas, pasando a jugar como interior en busca de hacer más daño con sus desmarques y encarando a Corona, que jugando de lateral podía ser una debilidad defensiva. Sin embargo no consiguió superar a su par en el mano a mano.

Kondogbia: Su gran segunda mitad contra el Espanyol le hacía merecedor de la titularidad. Corte espectacular para evitar un remate franco del Oporto. Replegó tras una pérdida de Lemar en ataque y se lanzó al suelo en el momento exacto cuando Zaido iba a rematar en una acción defensiva sobresaliente. Mucha presencia en el robo, atento en la recuperación y en la presión, comenzó siendo el más destacado del centro del campo. Con la sustitución de Felipe pasó a jugar como central, mostrando su polivalencia.

Koke: La presencia de Kondogbia le situó como interior acomodado a la derecha. Recibió una entrada durísima, que bien pudo suponer la roja directa para Zaidu. En este inicio de temporada le está costando mandar con balón y ser tan protagonista, participando menos en la salida de juego. El Atlético necesita que el capitán sea el que dirija los ataques del equipo y tome el mando de las operaciones.

Lemar: Había sido el mejor en Cornellà y volvió al once para intentar generar fútbol entre líneas. Únicamente duró 35 minutos sobre el campo. Se marchó lesionado del muslo cuando se estaba entonando sobre el césped, estirando al equipo en la presión y buscando generar fútbol con sus cambios de ritmo y de orientación. Generó con un buen pase la única ocasión de la primera mitad, un zurdazo lejano de Suárez. Una baja muy sensible para el Atlético, que le pierde en un gran estado de forma.

João Félix: Primera titularidad de la temporada para el portugués en un partido muy especial para él. Le costó entrar en juego, encontrar esa situación entre líneas para aparecer con asiduidad. Cuando recibió de espaldas siempre tuvo la presión de un zaguero detrás, en muchas ocasiones con falta. En la desesperación vio la amarilla por un manotazo y se marchó sustituido después de un partido muy discreto.

Luis Suárez: Tuvo la primera del partido aprovechando un pase al hueco de Lemar y disparando desde lejos con la izquierda, pero Diogo Costa despejó bien su envío. Le costó entrar en juego, con Pepe muy pegado a su espalda para que no pudiese recibir fácil. Todavía no está en su pico de forma física y este inicio de curso le está siendo difícil tener ocasiones y recibir en el área rival. Lento, le fue difícil llevarse los balones al espacio.

Los cambios esta vez no rompieron el partido

De Paul: El argentino entró de emergencia a los 35 minutos de partido por el lesionado Lemar. Se situó inicialmente en un centro del campo con tres perfilado a la derecha, pero pasó al doble pivote cuando se marchó sustituido Koke, teniendo más influencia en el juego como salida de balón desde atrás.

Lodi: Entró por Hermoso para volver a una defensa de cuatro con el brasileño de lateral. No paró de subir la banda, ayudando al equipo a volcarse en ataque y sin descuidar su defensa. Un pase atrás muy peligroso pudo convertirse en el gol del Oporto, anulado por un toque en la mano.

Griezmann: Volvió al Wanda Metropolitano con la camiseta del Atlético. Al principio tuvo alguna muestra de nerviosismo, con algún pase errado quizás por la presión mental, pero luego consiguió entrar en juego en la zona entre líneas para crear peligro con envíos entre líneas. Se marchaba en la última jugada del partido, pero Mbemba le paró con falta y vio la roja directa.

Correa: Simeone necesitaba agitar el partido y lo hizo dando entrada al argentino para situarse perfilado a la derecha, pero con mucha libertad de movimientos. Intentó volcar el partido a su zona y tuvo la ocasión más clara de la segunda mitad con un disparo potente cruzado que despejó muy bien el guardameta.

Herrera: Primeros minutos esta temporada en el centro del campo junto a De Paul. Tiene que ir ganando la forma, costándole girar con velocidad cuando recibía de espaldas.