Oporto OPO
0
Mbemba 94'
Finalizado

GRUPO B | ATLÉTICO 0 - OPORTO 0

Más pitos que flautas

El Atlético empata a cero en su estreno en Champions ante un Oporto rocoso, que le dominó y tuvo las mejores ocasiones. Griezmann recibido con pitada.

Madrid
0

Antes de que los pitos llovieran sobre el nombre de Griezmann cuando asomó en el videomarcador, hubo nervios. Los de esas 40.098 personas. Qué camiseta se ponían, aclararse la garganta. Volver a vivir y no sólo a ver al Atleti, en el estadio, bajo esa música, the champiooons. No se entremezcló ésta con los pitos. Porque cuando el Atleti saltó al campo bajo ese himno, Griezmann lo hacía en chándal. Simeone lo resguardó de inició en el banquillo. Que nada distrajera de este momento. Primera jornada de Champions. El Oporto. Entre la afición a capella, las bufandas, camisetas y el sentir que está volviendo la vida de antes, la vida a secas. Y sonaron los pitos pero no la flauta.

El Oporto le robó enseguida el balón a un Atleti con João Félix, Lemar y Kondogbia. Había saltado el equipo de Conceição como un bloque granítico. Se leía en la cara de Pepe cuando bajaba las escaleras hacia el partido, antes de comenzar, concentrada, contraída. Enseguida lo llevaron a la hierba, llenando cada espacio. Habían venido a jugar y el cuero no les quemaba. Y se llevaban todos los duelos, disputas, saltos, las transiciones. Como si esto no fuera una jornada primera sino una eliminatoria a vida o muerte. El grupo, qué duro.

A los diez minutos, Oblak abroncaba, como portero y segundo capitán. Por el blandiblú de la defensa ante una carrera de Luis Díaz. Porque pedía más concentración, igualar el granito. A los cinco minutos lo gritaba Simeone. Afónico ya. Reordenando a sus jugadores, el sistema, del 5-3-2 al 4-4-2 en defensa. Lo que veía no le convencía. El único peligro de su equipo había sido un disparo lejano de Suárez, al inicio, que Diogo Costa alejó de su portería como quien se quita una mota de polvo.

Se fue atragantando el partido en esa lucha por el espacio. João estaba pero no, transparente, con todo su talento vete tú a saber dónde, otra vez más. Felipe parecía que aún jugaba con ellos. Llorente se apagaba como carrilero, sin velocidad ni sorpresa. A Carrasco le superaban Otavio y Corona. Todos inmóviles. Todos menos uno: Kondogbia, de hormigón armado. A falta de imaginación, su músculo. Hizo de Bolt para evitar que Zaidu rematara, solo, un balón profundo de Taremi, después lo sacó, sin penalti, y se igualó el duelo. El plan era desgastar, piedra a piedra, antes de asaltar. Antes del descanso, Simeone perdía a Lemar, lesionado, sustituido por De Paul. Los de Conceição, mientras, sólo sabían segar. Luis Díaz le tatuaba los tacos a Giménez en el talón. Pisotón de Zaidu a Koke, también barrido por Uribe. Amarilla, amarilla, amarilla. Alguna con alma de naranja.

Gol anulado al Oporto

La segunda parte comenzó con un golpetazo en la madera taquicárdico. El Oporto había salido apretando aún más, asfixiando en la noche. Y lo llevó a los pies de Oblak con un centro chut de Luis Díaz que se envenenó hasta estrellarse en el poste. No sólo los guantes de San Jan saben de milagros, también sus palos.

Se retiraba Pepe, lesionado, cuando Simeone miraba atrás. Triple cambio. Y ese momento: Griezmann a la hierba en casa. Salió el francés entre pitos otra vez (y algún aplauso) con la ambición de abrazar la frase de Carl Bard: "Aunque nadie puede volver atrás y tener un nuevo comienzo, todos pueden empezar desde ahora y tener un nuevo final". El banquillo fue bisagra entre un antes y un después. El Atleti empezó a llegar con peligro. Pero es que con Grizi iban Lodi y, sobre todo, Correa, futbolista capaz de fabricarse, con sus giros, espacio en una brizna. Encontró uno hacia la portería de Diogo Costa y disparó. Pero este portero es también frontón. El después sólo duró un rato. Muy poco.

Taremi silenciaba al Metropolitano poco después. Ayudó Lodi, con un pase atrás hacia Oblak, Kondogbia, convertido central por la entrada de Herrera, se quedó parado. Pensó que llegaba el portero, pero no, lo hizo antes Taremi. La pelota rebasaba la cal cuando al árbitro le llamó el VAR: le había dado en el brazo. Anulado. Simeone se dio la vuelta. Pedía voz. Y la hubo. Y también más pitos, a Mbemba, cuando derribó a Grizi camino al área. El libre directo de Suárez afeitaba el larguero cuando se pitó el final. La flauta no sonó. El Atleti terminó el partido como empezó. Empate. Y los de Conceição atravesados en la garganta.

Cambios

De Paul (35', Lemar), Wendell (45', Zaidu Sanusi), Marcano (53', Pepe), Correa (55', Koke), Renan Augusto (55', Mario Hermoso), Griezmann (55', João Félix), Vitor Ferreira (65', Mateus Uribe), Sergio Oliveira (65', Toni Martínez), Héctor Herrera (74', Felipe Monteiro), Pepê (83', Luis Díaz)

Tarjetas

Arbitro: Ovidiu Hategan
Arbitro VAR: Marco Di Bello
Luis Díaz (15',Amarilla) Zaidu Sanusi (20',Amarilla) Mateus Uribe (40',Amarilla) João Félix (50',Amarilla) Kondogbia (51',Amarilla) Vitor Ferreira (66',Amarilla) Felipe Monteiro (70',Amarilla) Jesús Corona (75',Amarilla) Wendell (81',Amarilla) Mbemba (94',Roja

Clasificación
Grupo B PT PJ PG PE PP
1 3 1 1 0 0
2 1 1 0 1 0
3 1 1 0 1 0
4 0 1 0 0 1
Grupo B PT PJ PG PE PP
1 3 1 1 0 0
2 1 1 0 1 0
3 1 1 0 1 0
4 0 1 0 0 1