CHAMPIONS LEAGUE

Champions Galáctica

Messi, Cristiano, Mbappé, Haaland, Lewandowski, Benzema, Memphis, Griezmann... El torneo continental arranca plagado de estrellas y tras un mercado loco.

0
Champions Galáctica

El verano más loco de la historia se traduce en la Champions más Galáctica. Lo que siempre fue una lucha entre los grandes clubes de LaLiga y de la Premier es ahora una coctelera de estrellas repartidas por Europa y con una nueva capital futbolística declarada: París. Arranca una competición fascinante, una Champions que verá por primera vez a Messi fuera del Barça en una delantera de ensueño junto a Mbappé y Neymar. Es ahora o nunca para los parisinos.

Sólo una plantilla tiene más valor que la de Pochettino. Los 997 millones que valen en conjunto sus estrellas -ha fichado además a Donnarumma, Achraf, Ramos y Wijnaldum, por si fuera poco- son superados únicamente por los 1.004 del Manchester City. El conjunto de Guardiola, subcampeón el pasado curso, es el otro nuevo rico que aspira a estrenarse en el palmarés. Se quedó sin fichar un nueve de garantías en verano, pero gastó 117 millones en un artista como Jack Grealish. Más talento para la maquinaria ya engrasada de Pep. Curiosamente, City y PSG compartirán grupo en una primera fase durísima para ambos, pues también tendrán como invitado al incómodo Leipzig. Cualquier tropiezo de los dos ante el correoso equipo de la Red Bull les puede costar muy caro.

El ‘petroderbi’ engalanará un tramo inicial de la competición apasionante, como lo será también en el grupo del Barça y el Bayern. Ha pasado poco más de un año desde aquel 2-8 que noqueó a los culés por completo. Desde entonces, el Barça es otro equipo y el Bayern es el mismo rodillo de siempre. Agarrarse a Memphis surge como la única fórmula fiable de poder amainar la fiereza habitual de los Lewandowski y compañía. Qué hubiera sido del Bayern la pasada campaña con el polaco disponible en las rondas decisivas. Esa es la cuestión.

¿Y el Madrid?

El rey de la Champions, en cualquier caso, es y seguirá siendo el Madrid. Sus 13 títulos le hacen ser respetado allá por donde va. Es cierto que acumula tres temporadas de sinsabores y que ha supeditado todos sus fichajes al nuevo estadio y a la llegada de Mbappé −sea cuando sea−, pero si hay un club que sabe manejarse en esta competición es el blanco. Llegaron Alaba y Camavinga, se mantiene inconmensurable Benzema y ha explotado definitivamente Vinicius. ¿Alcanzará? El Inter de Lautaro lo probará en la fase de grupos.

Donde van sobrados de Galácticos esta temporada es en Old Trafford. El United quiere ser el gran club que siempre fue y ha puesto la guinda a su proyecto con Cristiano Ronaldo, que no sabe lo que es ganar la Champions desde que dejó el Bernabéu. Aparte de él, han llegado Sancho y Varane para dibujar un equipo que va sobrado de alternativas arriba con Cavani, Rashford, Martial o Greenwood como ilustres acompañantes. Se han gastado 140 millones los Diablos Rojos, más que ningún otro en la ventana estival.

Cinco españoles

Será esta la segunda ocasión con cinco clubes españoles en la Champions. El Villarreal, como campeón de la Europa League, estará precisamente en el grupo del United junto a Atalanta y Young Boys. Durísimo. También esperan emociones fuertes para el Atlético. El campeón de LaLiga, con Griezmann de vuelta, no podrá confiarse ante Liverpool, Oporto y Milan. Las visitas a dos templos como Anfield y San Siro motivan al cuadro colchonero en el camino hacia su primera Champions. Más sencillo lo tendrá el Sevilla, aparentemente, con Lille, Salzburgo y Wolfsburgo.

Además de Mbappé, el otro joven que cautiva a los grandes de Europa es Haaland. Sus 130 millones de valor de mercado son únicamente superados por los 160 del crack del PSG. Ambos han tomado el testigo de Messi y Cristiano y son los grandes deseados. Por eso los partidos del Dortmund ante Sporting, Ajax y Besiktas adquieren mayor relevancia. Todo lo que haga el noruego en la Champions interesa. Sus números hasta ahora asustan: 20 goles en 16 partidos.

Pero si alguno mira al resto con suficiencia es el Chelsea. Los blues defienden corona tras su título conquistado la pasada temporada en Oporto. No sólo eso, además se han reforzado con fichajes de primerísimo nivel: Saúl y Lukaku. Tuchel ya dio con la tecla para hacer de su equipo una máquina. Parece que ha pasado un siglo desde entonces. El verano más trepidante que se recuerda ha volteado por completo el panorama de la Champions. Ni Messi ni Cristiano se salvaron.