VALENCIA

Meriton otorga el poder a Bordalás

El Valencia fichó a cuatro jugadores por petición expresa del técnico; intentó las llegadas de Arambarri y Djené; y descartó futbolistas que no gustaban al alicantino.

0
Meriton otorga el poder a Bordalás
DAVID GONZÁLEZ

El Valencia cerró el martes el mercado de fichajes con la llegada a última hora del delantero del Getafe, Hugo Duro, que aterriza en Mestalla cedido con opción de compra, y Helder Costa, también a préstamo. Son cinco, seis si se cuenta a Mamardashvili, los futbolistas que ha firmado el Valencia: Alderete, Marcos André, Foulquier, Hugo Duro y Helder Costa. Los cuatro primeros han sido petición expresa del técnico alicantino y en el caso del portugués, el técnico dio el visto bueno durante el pasado martes.

Además, el club ha intentado fichar a los dos jugadores que traía Bordalás escritos en rojo cuando fichó por el Valencia: Arambarri y Djené. Las tentativas no tuvieron éxito pero es cierto que el club intentó convencer al Getafe para que se los vendiera. Las estrecheces económicas imposibilitaron los acuerdos pero Bordalás no desistirá y seguramente volverá a solicitar sus fichajes en el mercado de enero o el verano próximo.

Por tanto, el poder que se ha dado a Bordalás en la materia de confección de la plantilla ha sido máximo. Peter Lim y Murthy confían en el gusto del entrenador y se ha intentado, en la medida de lo posible, satisfacer sus necesidades. Ha quedado algún hueco que a Bordalás le hubiera gustado tapar pero finalmente, tras permanecer en el equipo todos sus pesos pesados, la plantilla es bastante aceptable.

Asimismo, desde los despachos también han hecho caso a Bordalás sobre futbolistas ofrecidos, considerados interesantes por la secretaría técnica, pero que no eran del agrado del técnico. Ha habido varios casos a lo largo del verano. Loren Morón o Gabriel Pires han sido desestimados porque Bordalás no los veía interesantes para su proyecto.

En el capítulo de bajas, también la secretaría técnica ha intentado colocar a los futbolistas que no contaban, aunque en este caso con menos suerte. Sobrino se marchó al Cádiz y Jason se intentó hasta el último momento.