REAL MADRID 1-1 MANCHESTER CITY

Un debut con épica

Un gol de Kenti Robles en el 92' da vida al Madrid en la eliminatoria ante el City. Weir marcó para las inglesas el 0-1. Esther erró un penalti.

0
Un debut con épica
Rodrigo Jiménez EFE

No fue histórico. Fue épico. El debut del Real Madrid femenino en Champions se imaginó muchas veces. El madridismo lo soñó y pidió en innumerables ocasiones durante los últimos años. Pero la realidad superó cualquier expectativa. En una noche marcada por las primeras veces, con la afición blanca y el Alfredo Di Stéfano estrenándose en un partido femenino, el cuadro de David Aznar se envolvió de magia para brillar en su primera batalla europea, aunque no pudo sacar la victoria.

El histórico momento, al que no quiso faltar ni el presidente, Florentino Pérez, pese a estar en las últimas y tormentosas horas del mercado de fichajes, estuvo envuelto por la magia de un empate en el descuento. Más concretamente, en el 92'.  El cuadro blanco luchó contra todo: las grandes bajas (Asllani, Marta Cardona y Maite Oroz); el poderío de su rival, con más tablas en la competición europea, y los nervios que siempre acompañan a las primeras veces. Y se quedó cerca de concluir la gesta con victoria, aunque toma mucha vida para la vuelta de la eliminatoria (previa de la fase de grupos) que se celebrará en suelo inglés el próximo 8 de septiembre.

De inicio, el miedo se apoderó del millar de aficionados que asistió al Di Stéfano. El City saltó al verde mejor plantado y puso a prueba a Misa, que salvó a su equipo bajo palos con atajadas de pura maestría. Pudo reaccionar el Real Madrid, que por tiempos se vino arriba y presentó las primeras internadas de un equipo que denotó estar en construcción.

Un penalti maldito para Esther

Desde la falta de cohesión a la ausencia de pegada y seguridad en los últimos metros. Pero todo eso se fue resolviendo con el paso del tiempo. Así, ganaron más confianza las madrileñas en los últimos compases de la primera parte y tuvieron en las botas de Esther las ocasiones más claras, incluido un penalti errado por la de Huéscar tras falta sobre Ivana Andrés en el área. También presentó mucho aire el conjunto madridista a través de Athenea, que fue todo un puñal por la banda.

Pero el primer gol en la Champions se resistió para el Madrid, que tras el descanso terminó lamentando todos los goles fallados. Tanto que ya iba 0-1 a los tres minutos de salir de vestuarios después de que Weir aprovechara un balón rebotado tras varios rechaces en el área para abrir el marcador.

De nuevo Esther, con disparo al travesaño, estuvo cerca de poner al Di Stéfano en pie. Y, pese a que no estaba siendo su día de cara a puerta, la goleadora no se rindió y lo peleó todo. Su lucha era la de un equipo que quería y no podía, con gol anulado (77') de por medio al City por falta de Stokes sobre Misa. El conjunto de David Aznar puso el alma en busca de una gesta en forma de empate que se consumió tras un arreón final.

Kenti, en el descuento, igualó el marcador para dar vida al equipo de cara a la última bala que le queda por el pase a la fase de grupos de la Champions. La ilusión del madridismo le acompañará con orgullo después de una cita en la que plantó cara a uno de los grandes de Europa. No hubo triunfo, pero sí historia, a la que esperan añadir una alegría el próximo 8 de septiembre en Manchester. Este Euro-Madrid arranca con buen pie.