FRANCIA

Mbappé: el PSG ya tiene plan C

En París, tras el último 'no' de su estrella a renovar, han contactado al entorno de Richarlison para cubrirse las espaldas, según 'RMC'. Neymar lo propuso.

0
Mbappé: el PSG ya tiene plan C
PETER POWELL REUTERS

Se desató la locura: Mbappé rechazó una última oferta de renovación y el PSG estaría dispuesto a vender. Así lo afirmaba 'RMC Sport' en una información que colocaba al de Bondy más a tiro que nunca, justo donde el Real Madrid soñaba que estuviese de cara al acelerón antes del portazo final al mercado el próximo 31 de agosto. Si algo demuestra que en París temen que el culebrón del verano se esté acercando al capítulo final es que el citado medio menciona a un actor secundario, o terciario (recordemos que el sueño es Cristiano Ronaldo como recambio principal), el salvavidas parisino si el de Bondy termina haciendo las maletas: Richarlison.

El delantero del Everton es compatriota y buen amigo de Neymar, que habría sido el que puso sobre la mesa su nombre, siempre según 'RMC'. El PSG, añaden, ya ha tanteado al entorno del de Nova Venécia. Asimismo, explican que si la oferta blanca no apareciese sobre la mesa parisina, tratarían de convencer de nuevo a Kylian con una nueva propuesta, al menos hasta el 1 de enero, momento en el que sería libre para negociar con el Madrid... o con cualquier equipo que ponga ojitos al crack francés.

Así, la opción Richarlison, evidentemente, está supeditada a la salida de Mbappé (y a la no llegada de Cristiano), pero en París están preparados para dar un acelerón a las conversaciones por el brasileño llegado el caso, ya que si la bomba estallase, como se espera que ocurra desde Madrid, apenas tendrían tiempo para convencer a un Everton que tiene al delantero como una de sus mayores estrellas. El mercado de fichajes es como el juego de la silla, siempre hay alguien que se queda sin asiento o, en este caso, sin delantero, y seguro que Rafa Benítez espera no ser él el damnificado.

Encaje razonable

Posicionalmente es un movimiento que encaja, amén de la relación con Neymar que haría su adaptación al vestuario mucho más sencilla. Richarlison se trata de un atacante polivalente, como Kylian, que gusta de partir desde la izquierda para atacar el área con su pierna buena, la derecha, como Kylian. Además, sería un refuerzo de presente, pero también de mucho futuro, puesto que apenas tiene 24 años (nació en 1997, Mbappé en el 98).

La operación, por supuesto, no sería sencilla ni económica. Está valorado en 55 millones de euros por Transfermarkt y tiene contrato hasta 2024 con el Everton, que no tiene necesidad de hacer caja con él. Además, no para de revalorizarse, con los Juegos Olímpicos, donde fue una de las estrellas que llevó a Brasil al oro, como último trampolín hacia la élite. Está claro que el conjunto toffee recuperaría, con creces, los casi 40 millones de euros que invirtió en su fichaje en 2018, cuando le fichó procedente del Watford. El tiempo, como siempre, será juez, jurado... y veremos de quién es verdugo.