GRANADA

Carlos Gomes, Rui Silva y Luis Maximiano: murallas portuguesas de ayer, hoy y mañana

Luis Maximino será el tercer portero portugués que jugará con el Granada en Primera. Carlos Gomes y Rui Silva son los precedentes.

0
Carlos Gomes, Rui Silva y Luis Maximiano: murallas portuguesas de ayer, hoy y mañana
Parker DIARIO AS

No han sido muchos los porteros portugueses que han jugado en la Primera División española. Podríamos citar a Damas (Racing), Vitor Baia (Barcelona), Nuno (Deportivo), Beto (Sevilla) o Ricardo Betis. Pero nos vamos a detener en el Granada. Luis Maximino será el tercer portero procedente del país vecino que defienda el arco nazarí. Los otros dos fueron Carlos Gomes y Rui Silva quienes, por unas razones u otras, no dejaron indiferente a nadie. Vamos a repasar de manera somera su paso por Los Cármenes.

Carlos Gomes, rebelde sin causa

Para introducir una pincelada sobre este singular cancerbero rescataremos un párrafo de un artículo escrito por Alfredo Relaño, hoy presidente de honor de As, sobre un partido España-Portugal , octubre de 1956, primero que se televisó en España. En aquel equipo portugués estaba Carlos Gomes entonces en el Sporting de Portugal. “La base de su equipo era el Sporting, de cuyo portero, Carlos Gomes, había noticias aquí. Estrella precoz, gustaba de los coches deportivos y de las compañías femeninas ostentóreas, que diría Jesús Gil. Exigía permanentes aumentos de contrato y era descarado con todo, incluso con los guardias, lo que le costó alguna noche de calabozo”.

En efecto. Era todo un carácter. Y la mejor forma de refrescarlo es con esta interesante parte de un gran artículo publicado en Cuadernos de Fútbol en 2011. Donde cuenta su fichaje por el Granada. “El Granada pagó un millón de ptas. por su traspaso y le hizo contrato a razón de 250.000 anuales, primas aparte. Podía tratarse de un destino menor para quien acababa de reverdecer laureles en el campeonato portugués 1957-58 y poco antes fuera pretendido por Real Madrid y Barcelona. Claro que aún así, su ficha triplicaba lo percibido junto al Tajo, y con la mitad de esa ficha podía adquirirse un piso céntrico y coqueto. Su despedida fue elegante, a tenor de lo escrito por periodistas portugueses: «Llevo al Sporting en el corazón y cuando regrese sólo podré defender a este club». El tiempo, ya se sabe, suele marchitar las palabras, aunque hayan quedado escritas”. Tremendo. Desgarrador. No quitamos ni añadimos ni una coma.

Rui Silva, el premio al trabajo

El fichaje de Rui Silva por el Granada el 27 de enero de 2017 apenas tuvo repercusión mediática. Solo un escueto comunicado oficial del club y notas escondidas en la prensa y poco recorrido en las radios o internet. Sin embargo, este portero tenía algo. Titular en el Nacional de Madeira, ya había sido internacional sub 19, sub 20 y sub 21. Venía como tercer portero, tras Ochoa y Javi Varas, para reemplazar a Oier Olazabal que se iba al Levante. Firmó hasta 2021. Su camino fue diferente al de Carlos Gomes. Rui Silva, constante y trabajador, fue ganando presencia hasta que consiguió hacerse con el puesto. Nadie le movió.

Llegaron ofertas, sobre todo desde Inglaterra. El club no las consideró y le ofreció renovar. Pero ya no quiso porque se había comprometido con el Betis que le hizo una propuesta irrechazable.

Luis Maximino, el futuro

Tras el gran rendimiento ofrecido por Rui Silva el Granada se decidió por otro cancerbero de Portugal, joven y del Sporting (como Carlos Gomes). En esta ocasión asume un importante esfuerzo económico. Paga por su traspaso 4,5 millones de euros, más 500.000 si el equipo permanece en Primera. Su cláusula de rescisión será 25 millones de euros. Su club de procedencia se guarda un 10% de un futuro traspaso. Maxi, que es como ya se le llama en el club, fue seguido nada menos que por el Barcelona, que pensó en él como un posible relevo a medio plazo de Ter Stegen.