ATLÉTICO DE MADRID

Un año de centenarios

Hasta siete jugadores del Atlético se encuentran a menos de 40 partidos de alcanzar los 100, que da acceso al Paseo de Leyendas del Wanda Metropolitano.

0
João Félix y Marcos Llorente.
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

El Atlético vivió hace dos veranos su año de transición. En junio de 2019 comenzaba el adiós de varios pesos pesados del vestuario como Godín, Griezmann, Juanfran, Filipe, Lucas o Rodrigo y a cambio se embarcaban en el proyecto de Simeone ocho caras nuevas: João Félix, Llorente, Felipe, Hermoso, Trippier, Lodi, Herrera y Saponjic.

Salvo en el caso del serbio, los fichajes fueron adaptándose cada uno a su ritmo y se ganaron un protagonismo que desembocó la temporada pasada en un papel muy importante para conseguir el título de Liga. Y, tras dos cursos de rojiblancos, los seis primeros se encuentran a menos de 40 partidos de alcanzar la centena en el club, cifra establecida por el Atlético para formar parte del Paseo de Leyendas del Wanda Metropolitano. El curso pasado fueron Lemar y Vitolo los que consiguieron alcanzar tal cifra y ahora los candidatos se han multiplicado, donde se podría añadir también a un Vrsaljko que suma 71 encuentros oficiales con el Atlético, pero en su caso en un total de cuatro temporadas, por lo que no se antoja muy probable que este curso vaya a disputar los 29 partidos que le faltan para la centena.

Marcos Llorente es el más cercano y todo un peso pesado en el vestuario, cada vez más importante e indiscutible para Simeone. Sus 12 goles y 11 asistencias en la pasada Liga le convirtieron en toda una referencia en el ataque rojiblanco, segundo máximo goleador del equipo tras Luis Suárez (21). Marcos Llorente ha disputado ya 81 partidos en el Atlético a pesar del poco protagonismo que tuvo en el inicio liguero tras su llegada desde el Real Madrid. A sus 26 años, Llorente disputó 36 encuentros en su primer curso de rojiblanco y 45 la temporada pasada, por lo que si no sufre ningún contratiempo alcanzará sin mucho tardar los 100 duelos. El club lleva tiempo trabajando en su renovación.

João Félix y Renan Lodi están a 24 partidos de conseguirlo. El portugués no podrá iniciar LaLiga junto a sus compañeros después de operarse del tobillo al finalizar su papel en la Eurocopa con Portugal. Pero pronto volverá a estar a la disposición de Simeone y espera que este sea su año. Disputó 36 encuentros en su primer curso en el club y 40 el pasado, consiguiendo un total de 19 goles. Lodi también acumula 76 encuentros, aunque en su caso de más a menos (de 43 bajó a 33). El brasileño quiere volver a ser importante para el Cholo y trabaja para aplicarse y poder brillar también en una defensa de cinco como carrilero.

Felipe tampoco podrá estar en Balaídos por lesión, ya que sufrió una rotura parcial en el ligamento lateral externo de su rodilla derecha durante la Copa América de la que ultima su recuperación. El brasileño acumula 74 encuentros y a pesar de que durante los últimos años inicia el curso como teórico suplente, siempre acaba siendo importante. En el caso de Trippier, la sanción de la FIFA que le mantuvo fuera de los terrenos de juego durante diez partidos consecutivos ha conllevado que se encuentre con 68 partidos. Desde Inglaterra intentan su vuelta, pero Simeone quiere seguir contando con su carrilero que el curso pasado explotó por su gran nivel y adaptación al puesto. El club se remite a su cláusula y espera mantenerle en el equipo.

Suárez, leyenda para la afición

Hermoso está con 61, por lo que tendría que superar en un partido su participación de la temporada pasada (38 encuentros) para alcanzar este curso los 100. Algo que parece posible, ya que su relevancia en el esquema del Cholo ha ido creciendo hasta ser un jugador importantísimo en la línea de tres centrales o hasta de lateral izquierdo, ganándose un hueco en el equipo titular gracias a su salida de balón, inteligencia y polivalencia. Por detrás y prácticamente sin opciones de alcanzar la centena este curso aparecen los Herrera (51), Arias (51), Luis Suárez (38) o Kondogbia (27).

En el caso del uruguayo, tendría que jugar dos temporadas más de rojiblanco para optar a ello, por lo que debería renovar su contrato que finaliza el próximo curso. Lo que está claro es que ya es una leyenda para la afición, después de convertirse en el goleador del campeón y anotar el gol in extremis para remontar a Osasuna en la penúltima jornada y el que finalmente dio el título en Valladolid para también dar la vuelta al marcador y acabar celebrando el éxito por todo lo alto.