VILLARREAL

Villarreal y Thiago Silva cruzan sus caminos 13 años después

El Villarreal tuvo al defensa brasileño casi fichado pero el Milán puso más dinero y truncó el fichaje. En el Villarreal siempre lamentan no haber podido cerrarlo.

Belfast
0
Thiago Silva.
JAVIER SORIANO AFP

Son muchos los jugadores que el Villarreal ha querido fichar en estas décadas y que por unas cosas u otras, no se pudieron fichar cuando eran un objetivo claro y una opción que los castellonenses pelearon, e incluso tuvieron muy cerca. De entre esos jugadores siempre ha destacado el caso del brasileño Thiago Silva, al que quiso fichar hace 13 años, y que ahora cruzarán sus caminos por primera vez desde aquello.

Y es que el Villarreal, el de Roig y Llaneza, fue el equipo que decidió apostar por un joven central del Fluminense, tras su fichaje por Oporto y su cesión Dinamo de Moscú, las cosas no le fueron bien en Europa, por lo que decidió regresar a Brasil. Tras una arranque espectacular, Silva sufrió lesiones y problemas de salud que le lastraron, lo que le hizo regresar a casa para comenzar de cero en 2006.

El Villarreal ya lo había seguido desde muy joven, por lo que a pesar de este contratiempo, los castellonenses siguieron pendientes. El defensa recuperó el nivel y logró ser uno de los destacados de su equipo y del campeonato brasileño, lo que puso al equipo amarillo tras su pista. Tanto es así, que viendo su crecimiento, decidieron cerrar su llegada adelantado los plazos y en el mercado de invierno de la temporada 2008-09, al ver que de si no estaban rápidos las opciones de fichar a Silva se complicaban.

Por ello, el Villarreal trasladó una oferta al grupo inversor (su pase era en gran parte de sus representantes y no de su club) para cerrar el fichaje del joven defensa. El mismo Thiago Silva reconoció que estaba ante la tesitura de “decidir dar el salto a Europa de la mano del Villarreal”, que le había presentado una buena oferta.

Pero desde el entorno del jugador movieron sus hilos para poder buscar otras alternativas, lo que acabó truncando el negocio de los castellonenses. El Milán fue de los que se apuntó a la lista de pretendientes, presentando una oferta de 10 millones que desbarató la operación que Llaneza ya tenía casi en el saco. Silva se fue al Milán, mientras que en el Villarreal siempre lamentan lo cerca que estuvieron de hacerse con sus servicios. 13 años después se reencontrarán en la final de la Supercopa de Europa, con muchas historias a las espaldas de ambos.