MERCADO DE FICHAJES

Un familiar del emir de Qatar anuncia a Messi con el PSG

Khalifah Bin Hamad Al Thani ha puesto en su Twitter que las negociaciones están acabadas. El entorno del jugador no cree en una resolución inmediata.

0

El anuncio de Leo Messi como nuevo jugador del PSG es inminente. Khalifah Bin Hamad Al Thani, miembro de la familia Al Thani (el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani fue quien compró el club en 2011) ha anunciado en su cuenta de Twitter que las negociaciones con el argentino están cerradas y que su oficialidad es cuestión de horas. El entorno del jugador, en cambio, señala que está valorando ofertas y no cree en un desenlace inmediato, y que de hecho no ha recibido una oferta formal. De hecho, como ha publicado AS, el Chelsea busca su oportunidad al ver que el City se descuelga y Abramóvich ha pedido una reunión con el entorno del argentino para escuchar sus pretensiones.

El futuro de Messi dio un vuelco en la tarde del jueves y el efecto dominó resuena el día después en París... y en Madrid. El PSG ha recibido un espaldarazo inesperado al deseo que viene madurando desde hace meses de fichar al crack argentino. Tanto es así Messi jugará "al 100% en el PSG esta temporada", ha asegurado a AS de una fuente cercana a la negociación. Según su versión, existe acuerdo entre las partes.

Ese movimiento sísmico que supondría Messi en el PSG vuelve a acercar a Mbappé al Real Madrid. Al igual que a Laporta y el Barça, las cuentas no le salen al PSG por Messi: para fichar a Leo, tiene que abrir la puerta a uno de sus purasangres y ése es Kylian Mbappé. En el Madrid se asiste a todos estos movimientos de placas tectónicas con una sonrisa pintada en la cara.

Porque en estos momentos Mbappé está más fuera que nunca. Para el PSG sería imposible mantener económicamente en su plantilla a Messi, a Neymar y al internacional francés, aunque si Messi, no llegara Mbappé estaría en la misma situación que ahora. Como informó este periódico, el entorno más cercano a los núcleos de poder en el PSG ve inviable hacerse con Messi sin soltar una de sus grandes estrellas. Renovado Neymar hasta 2026 y con Mbappé insistiendo en no hacer lo mismo, algo que le comunicó directamente al PSG, el club parisino no puede afrontar la masa salarial de ambos más Messi ni siquiera pese al 'relajado' fair play financiero que se aplica en el caso concreto del PSG.

La complejidad y sobre todo la carga económica que supone fichar a Messi se solventaría, en cambio, con una venta inmediata de Mbappé y más cuando sigue encastillado en no renovar. La horquilla que va de los 160 a 180 millones de euros en los que se viene valorando en París el hipotético traspaso del francés serviría para afrontar la nómina de Messi por al menos dos temporadas más la prima de fichaje y eventuales comisiones. De hecho, L'Equipe habla de esa duración de contrato, más uno opcional, y su sueldo rondaría los 40M€ netos al año.

Aunque Al Khelaifi sigue intentando lo imposible para convencer a Mbappé, la llegada de Messi prácticamente le daría tranquilidad y una coartada para afrontar la más que probable salida de una de las estrellas del proyecto. De hecho, el vestuario del PSG sabe desde hace meses que la decisión de Mbappé de no renovar es firme. Ni tan siquiera el espectacular verano en los despachos que ha hecho Al Khelaifi con fichajes como los de Ramos, Donnarumma y Wijnaldum ha hecho cambiar de opinión al delantero, que podría estar disputando durante este mes de agosto sus últimos partidos con la camiseta del PSG.

Cambio de escenario

El Madrid estaba mirando desde hace días hacia Haaland porque se consideraba que todas y cada una de las noticias que llegaban de París eran un jarro de agua fría. El PSG no cedía y sus gestos y mensajes públicos eran tajantes: Mbappé se quedaba en la temporada 2021-22. Una patada adelante esperando doblegar al atacante más adelante y convencerlo para renovar que hacía mirar al Madrid al verano de 2022 y olvidarse de la figura francesa ahora. Pero el panorama se está alineando para un efecto cascada para el que el Madrid está preparado financieramente y sin problemas en el límite salarial. Inesperadamente, Messi cada vez está más cerca de ser la llave del Real Madrid para abrir ya la jaula dorada donde está (de momento) encerrado Mbappé.