INGLATERRA

El Chelsea prueba con Messi

El club londinense busca su oportunidad al ver que el City se descuelga y Abramóvich pide una reunión con el entorno del argentino para escuchar sus pretensiones.

0

El mundo del deporte está en shock desde ayer por la tarde, cuando el Barcelona comunicó que Leo Messi no seguía después de tener todo encarrilado para su continuidad. Rápidamente se agitó la coctelera y varios clubes empezaron a sonar como posibles destinos. Básicamente son los que más fuerza han tenido en estos meses de tira y afloja en unas negociaciones difíciles por la situación económica del Barcelona.

Paris Saint Germain, Manchester City e Inter de Miami aparecían en las quinielas en ese orden de probabilidades. Tampoco se descarta al cien por cien que una última maniobra enderece la situación con el Barça, aunque Laporta ha sido claro este viernes en la rueda de prensa para explicar lo sucedido: "No generaré falsas esperanzas".

Pero en esta película ha aparecido un protagonista nuevo esta mañana de viernes: el Chelsea. El club londinense tiene todos los esfuerzos puestos en Romelu Lukaku. Incluso este diario ha podido saber que las negociaciones entre el club inglés y el Inter de Milán comenzaron en la tarde del jueves mientras explotaba el caso Messi y este viernes siguen acercando posturas.

Sin embargo, el terremoto Messi ha hecho que Román Abramóvich también ponga los ojos en Leo Messi y ha pedido una reunión urgente con el entorno del argentino vía un intermediario inglés para empezar a apuntalar el pelotazo porque sabe que el Manchester City tiene difícil sumarse a la puja después de hacer oficial ayer el desembolso de 100 millones de euros por Grealish.

El actual campeón de Europa sabe que comienza esta guerra en inferioridad ante el PSG, pero tiene liquidez para afrontar grandes fichajes, incluso más que los otros dos candidatos. De hecho, es uno de los clubes mejor colocados junto al Real Madrid para luchar por Haaland el año que viene, aunque parece que el esfuerzo se va a realizar este verano con Lukaku, al que podrían conseguirlo por entre 120 y 130 millones y con un sueldazo de doce millones de euros al año más otros dos en bonus.

La idea del Chelsea es avanzar en las negociaciones con el Inter de Milán para adquirir al atacante belga y a la vez escuchar las pretensiones de Leo Messi por si fuera posible acometer la operación y de esta forma tener como mínimo un salvavidas. No han pasado ni 24 horas del terremoto Messi y los clubes ya sacan las calculadoras en busca del gran fichaje.