ESPANYOL

El Espanyol guarda un derecho de tanteo sobre Pedro Díaz

La opción preferencial se pactó con el Sporting en la operación por Campuzano, en enero. Mediocentro como Gragera pero más '8', el área técnica lo sigue.

0
PEDRO DIAZ, SPORTING GIJÓN.
PEPE ANDRES DIARIO AS

Aún asimila el Espanyol, como el resto de clubes, el seísmo que comportará la inyección de 2.700 millones en LaLiga, cuando sin embargo no tiene tiempo que perder para asegurarse sus opciones de mercado con un límite salarial en negativo. El mediocentro es la pieza clave a reforzar, y entre los nombres sondeados aparecía esta misma el de José Gragera, del Sporting de Gijón. Sobre un compañero de equipo y de demarcación, aunque más que posicional es ofensivo, guarda precisamente el Espanyol una opción preferencial.

Se trata de Pedro Díaz, canterano del Sporting, en cuyo futuro puede jugar el Espanyol un papel crucial, según ha podido saber AS. El pasado mes de enero, en la operación que acabó con la rescisión de Víctor Campuzano para que recalase en El Molinón –previa adquisición de un porcentaje de sus derechos federativos, por si acaso–, las entidades perica y rojiblanca pactaron un derecho de tanteo sobre el centrocampista, criado en Mareo. Es decir, que si aparece un club de Primera con una propuesta por Díaz –como sucedió el pasado verano con el Eibar– que satisfaga al Sporting, el Espanyol tiene la sartén por el mango para decidir igualar la oferta y adquirirlo en propiedad.

Obviamente, para que esto suceda deberían en el RCDE Stadium estar dispuestos a reforzar esa demarcación exacta, elegirle entre otros candidatos, contar con margen económico para fichar e igualar el precio que marque un tercero para arrebatárselo. Mientras, desde Gijón sería imprescindible que aceptaran la venta de una de sus piezas clave, concretamente el máximo asistente del equipo de David Gallego la pasada temporada, con seis pases de gol, más otras tres dianas.

Fue precisamente esa necesidad de afianzar su continuidad, cuando más sonaba para participar en el Europeo Sub-21 el pasado mes de marzo, lo que llevó al director deportivo del Sporting, Javi Rico, a acordar con los agentes de Pedro Díaz su ampliación de contrato, que vencía en 2022, hasta 2025. A sus 23 años, con 1,80 metros de altura y con una visión de juego que le lleva a acompañar al pivote e incluso actuar como mediapunta, tiene –en cualquier caso– mucho futuro por delante, por lo que contar con un derecho de tanteo resulta, cuando menos, interesante. Y más con Gragera también en el punto de mira del Espanyol. ¿Puede convertirse incluso en moneda de cambio?