RACING

El Racing empuja a Villapalos hacia la salida

El jugador, que se remite al año que le queda de contrato, ya sabe que Romo no le quiere y ya ni siquiera participa en los partidillos de entrenamiento

Santander
0
El Racing empuja a Villapalos hacia la salida
Nacho Cubero Diario AS

El final de la historia está claro: Villapalos no va a jugar la próxima temporada en el Racing a pesar de que tiene contrato hasta el 30 de junio de 2022. La única duda es saber cuanto le va a costar al club santanderino la marcha del centrocampista madrileño ya que el futbolista tiene pretendientes, pero ninguno que pueda asumir el monto del contrato que une a Racing y Villapalos, por encima de 110.000 euros. Para animarle a salir, Guillermo Fernández Romo ha pasado de las palabras a los hechos, de decirle que no cuenta con él y que lo mejor para todos es que se busque otro equipo a demostrárselo. Desde el viernes pasado ya no participa con sus compañeros más que en el calentamiento y cuando empieza el fútbol le mandan para el gimnasio. Y de lo otro, como en el chiste, ya ni hablamos. Lo de jugar en los amistosos, claro, como ya quedó claro con su ausencia en Irún.

Alberto Villapalos, que prefiere no hacer declaraciones ("yo tengo un contrato y lo voy a respetar, pero no quiero hablar con los medios de comunicación"), parece asumir con naturalidad las órdenes del míster y, al menos de manera gestual, abandona el campo de entrenamiento sin excesiva contrariedad. Si el jugador o su agente se tomaran esta táctica del Racing como un impedimento a la ocupación efectiva de su puesto de trabajo, que no sería el primer caso, la situación podría tornarse más desagradable y acabar en magistratura de trabajo. No parece que vaya a ser el caso.

Antes del partido frente al Amorebieta Villapalos ya sabía que Romo no cienta con él.

Villapalos, de 26 años, llegó al Racing el pasado verano tras jugar 93 partidos, 88 de titular, en tres temporadas con el Atlético Baleares. Titular indiscutible, de central o de pivote, en un equipo que había quedado campeón de su grupo en las dos últimas campañas, a la agencia que representa al madrileño, la misma que lleva a Gareth Bale, Saúl, Unai Simón y muchos de los mejores futbolistas británicos, le llovieron ofertas de los mejores equipos de Segunda B. Al Racing no le quedó más remedio que ofrecerle un contrato de estrella de la categoría para convencerle. El mismo contrato que ahora pesa como una losa.

Con un comportamiento profesional intachable, lo cierto es que su rendimiento la temporada pasada en el Racing fue más que mediocre. Destacó en los dos primeros amistosos en los que jugó, recién aterrizado, casi sin conocer a sus compañeros y a partir de ahí fue claramente a menos. Con Rozada empezó de titular, pero en la tercera jornada ya perdió esa plaza y solo la recuperó ocasionalmente y ni su situación ni su rendimiento mejoraron con la llegada de Aritz Solabarrieta. Además, acabó la temporada lesionado y operado en su mano derecha. La lesión ya está superada, entrena (lo que le dejan) con total normalidad y sigue teniendo mercado en Primera RFEF..., pero no a 110.00€.

El partido de la pasada semana en Sarón pùdo haber sido el último de Villapalos como racinguista.