PORTUGAL

Revuelta de los hinchas del Estoril contra Zozulya

Los medios anunciaron que fichaba por una temporada y se desató una respuesta furibunda de los aficionados que tiene en punto muerto la incorporación.

0
Zozulya.
ALVARO RIVERO DIARIO AS

Si hace unos días eran los peñistas del Alcorcón los que frenaban la incorporación de Zozulya por el equipo alfarero al manifestarse claramente en contra por sus "ideologías fascistas", ahora han sido los hinchas del Estoril portugués los que han provocado una revuelta en las redes sociales contra el fichaje que ya se daba por hecho en los medios. Así, A Bola daba por hecho el pasado jueves la incorporación por una temporada del delantero ucraniano, que llegaba libre, según habían confirmado fuentes del Estoril. Sin embargo, la noticia generó una revuelta en las redes sociales de los hinchas del club portugués, quienes llegaron a colgar imágenes con la cara del jugador y una señal de prohibido. Las páginas en redes sociales de seguidores del equipo portugués se llenaron de mensajes en contra de la contratación.

Incluso se llegaron a mandar mensajes directos al presidente Alexandre Faria haciéndole ver que el ucraniano ni iba a ser bienvenido y que se le abuchearía si llegara a ponerse la camiseta de su equipo. La reacción ha sido importante y la opción de que Zozulya fiche está en punto muerto como consecuencia de ello. Los aficionados han intentado tocar la fibra a los dirigentes mostrando que el club siempre ha participado en causas en contra de la discriminación y a favor del respeto. El Estoril buscaba un delantero de ciertas garantías y los hinchas no dudan de la aportación que podría dar en el campo, pero se han manifestado en contra por principios. De momento, el Estoril no ha anunciado el fichaje.

El delantero de 31 años sigue sin equipo después de desvincularse del Albacete con el que jugó la temporada pasada 37 partidos y marcó dos goles. Se frustró su pase al Alcorcón y ahora podría suceder lo mismo con esta opción que le había salido en el fútbol portugués. La afición del Rayo Vallecano ya impidió su fichaje por el equipo de la franja en 2017 cuando se tramitaba su cesión por parte del Betis y, después, el partido contra el Albacete, su equipo entonces, tuvo que ser suspendido por los gritos que la afición vallecana le dedicó al delantero.