ESPANYOL

Espanyol: un parto de 238 minutos y tres alumbramientos

El gol de Raúl de Tomás termina con la sequía del delantero y del equipo, ensalza el 4-4-2 con Dimata al lado y reivindica a Víctor Gómez, asistente.

0
Víctor Gómez y Raúl de Tomás, tras el gol del Espanyol ante el Granada.
Carlos Mira RCDE

Le costó al Espanyol, pero lo ha conseguido. ¿Ganar? No, la victoria todavía no ha llegado, y no porque sus prestaciones en los primeros amistosos de la pretemporada hayan sido peores que las de sus rivales. Lo que ha logrado al fin el conjunto de Vicente Moreno es, sencillamente marcar. Lo hacía este martes, ante al Granada (1-1). Y nunca adivinarán quién pudo ser el autor de ese primer gol de la campaña 2021-22… Efectivamente, Raúl de Tomás.

El que fuera ‘pichichi’ de Segunda la pasada temporada, con 23 dianas entonces, ha obtenido el premio a sus constantes intentos en los primeros compromisos, disputados todos ellos en Marbella. Frente a Las Palmas (0-1) llegó incluso a intentar un gol desde campo propio, como aquel que en LaLiga Smartbank había anotado ante el Almería. También contra el Granada disparó esta vez desde lejos, pero esa se marchó fuera. La que entró fue un cabezazo, a bocajarro, en un centro milimétrico servido por Víctor Gómez.

El gol tiene diferentes intrahistorias. La primera y más evidente, que Raúl de Tomás quiere empezar como acabó: goleando. La segunda, por su asistente, que sigue Gómez golpeando a la puerta de su continuidad en el Espanyol, a pesar de que partía como serio candidato a irse cedido, tanto por su descaro como porque Miguelón Llambrich aún sigue recuperando forma y porque Óscar Gil se encuentra en Japón, en los Juegos Olímpicos. Y la tercera lectura, que a De Tomás y al conjunto perico les sienta de maravilla el 4-4-2 con Nany Dimata acompañando al madrileño. Fue salir y, al poco, marcar.

238 fueron los minutos que tardó en llegar esa diana, que no consiguió el equipo de Vicente Moreno materializar seis días antes contra Las Palmas, a pesar de contar Wu Lei con dos ocasiones clarísimas, ni tampoco el pasado sábado ante el Rayo Vallecano (0-2), cuando De Tomás falló un penalti. El delantero se desquitó en el minuto 23 de la segunda mitad contra el Granada, y espera seguir haciéndolo en la despedida de la estadía marbellí, este viernes a las 17:00, con el Cádiz como oponente.