ATHLETIC

El atosigante verano de Simón

Acabó la Liga, descansó un poco, se fue a la Eurocopa y después a los Juegos de Tokio. "Estoy bien. Desde marzo o abril ya contaba un poco con esto", sostiene.

0
El atosigante verano de Simón
RFEF DIARIO AS

Unai Simón es el único jugador del Athletic ausente en Lezama estos días. Y aún queda tiempo para que regrese. Su verano está siendo morrocotudo. El meta de Murgia terminó la agridulce Liga con el Athletic, disfrutó de unos pocos días de descanso e inmediatamente se incorporó a la concentración de la selección española para la Eurocopa, donde tuvo claros y oscuros. Hubo un borrón ante Croacia, en una cesión que no controló bien y se le coló en la meta, pero luego fue uno de los héroes hasta las semifinales. Disfrutó de unos pocos días más de descanso, pero inmediatamente tuvo que viajar a Japón para estar presente en los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Estoy bien. Desde marzo o abril ya contaba un poco con este tipo de verano. Te hablo por mí personalmente. Como portero físicamente no requiere mucho cansancio, es más un tema mental. Ya sabía el verano que iba a tener. Lo estoy llevando muy bien, hacer una buena Eurocopa te hace venir aquí con la cabeza más liberada. No hay muchas cargas física porque jugamos cada tres días y hay que eliminar rápido el partido anterior, analizar las cosas buenas y mejorar las malas", señala el meta del Athletic.

Mientras sus compañeros han disfrutado de 39 días de vacaciones, de jornadas con sesiones triples y una concentración de algo más de una semana en Sankt Gallen, él ha estado compitiendo. Ahora se encuentra pendiente del recorrido de España en Tokio y sin mucho más descanso, se reincorporará al Athletic. La Liga arranca para los leones el 16 de agosto frente al Elche en el Martínez Valero. "Sí es verdad que no tengo vacaciones, pero tengo ganas de juntarme con mis compañeros. Les sigo, me apetece estar con ellos, pero ahora la prioridad es Argentina", profundizó en una entrevista en 'El Larguero' de la SER.

Durante estos días en la villa olímpica se ha cruzado con muchos ilustres deportistas. "Dentro de lo que cabe ahora estamos en una burbuja, nos da un poco más de movilidad", explica, al tiempo que confiesa que le gustaría coincidir con uno de los hermanos Gasol, Pau o Marc, o si no, con Zverev, ya que es un gran aficionado al tenis.