REAL MADRID

Isco está en el mercado

La llegada de Ancelotti no ha cambiado su situación. El club quiere venderlo y el jugador continúa abierto a salir si tiene una oferta que le convence.

0

La llegada de Ancelotti no ha cambiado en nada la situación de Isco en el Real Madrid. El club blanco sigue queriendo vender al jugador para evitar que se marche gratis el verano de 2022, cuando el malagueño termina contrato. Es exactamente el mismo caso en el que se encuentra Varane. Por su parte, el futbolista, según ha podido saber este periódico, sigue abierto a buscar un nuevo equipo y mantendrá esa situación hasta el último día de mercado. Isco, por tanto, tiene la puerta abierta y tantas posibilidades de quedarse en el Madrid como de irse este mismo verano.

Con todo, la llegada de Ancelotti sí ha supuesto al menos un espaldarazo en la moral de Isco, que se ha cuidado mucho durante las vacaciones, incluso haciendo trabajo físico, y ha sorprendido en la vuelta a los entrenamientos en Valdebebas por su figura estilizada a pesar de lo inicial de la pretemporada. Tiene ganas el de Arroyo de la Miel de demostrar que, a sus 29 años, es un futbolista en plenitud y, más allá de resolver su futuro buscando el último gran contrato de su carrera, se ha marcado como objetivo estar en el Mundial de Qatar 2022 con España.

La renovación, a día de hoy, no es una opción para el Real Madrid. Como la mayoría de los clubes en Europa, está obligado a hacer caja con traspasos y a liberar masa salarial (Isco cobra en torno a siete millones netos). Por eso ha sacrificado a Varane y sigue negociando su traspaso con el United. El próximo en salir vendido podría ser Isco, o al menos hay predisposición en los despachos, pero para que eso suceda tiene que llegar una buena oferta por el jugador, que en estos momentos tiene una valoración de mercado a la baja: 18 millones de euros. Un chollo para un jugador de su categoría.

Los partidos ante Rangers de Glasgow y Milan serán el gran escaparate del malagueño, y es de esperar que también tenga minutos en la parte inicial de la temporada oficial pues su forma será mejor que la de los internacionales, que acaban de llegar. Tendrá Isco dos semanas más de entrenamiento que ellos cuando arranque el campeonato el 14 de agosto (ante el Alavés). El mercado cierra el 31 de ese mismo mes.

Mejor con Ancelotti.

En la conversación que Ancelotti tuvo con el futbolista en los primeros días de trabajo en Valdebebas el técnico le dejó claro que cuenta definitivamente con él si se queda en la plantilla. Isco ya fue muy importante en la primera etapa del técnico italiano. Bajo sus órdenes jugó 106 partidos, marcó 17 goles y repartió 21 asistencias. Con Zidane, sin embargo, había perdido su estatus en la plantilla, llegando a ser último en la rotación de mediocampistas por detrás de canteranos como Arribas o Blanco. El año pasado apenas disputó 1.092 minutos repartidos en 25 partidos. Su relación con el francés se debilitó hasta tal punto que el futbolista pidió salir del Madrid el pasado mes de enero, aunque no se concretó su marcha.

En los últimos días Isco fue noticia porque por error un empleado del Nápoles vinculó su nombre al del club italiano en las redes sociales oficiales de la entidad. Sin embargo, a día de hoy, Isco no ha tenido noticias del interés del club napolitano. Como sucedió la pasada campaña después de que el jugador deslizara que quería abandonar el Madrid, no hay ninguna oferta por él en los despachos del Bernabéu aunque, ahora sí y estando en el verano anterior a entrar en su último año de contrato, es uno de los futbolistas que ofrecen una mejor oportunidad de mercado.

El malagueño está tranquilo y centrado en su trabajo. Si llega una oferta que cubra sus pretensiones económicas y deportivas, la aceptará. Si toca apurar el último año de contrato, intentará ganarse el puesto con Ancelotti, con el que siempre tuvo una gran relación, y buscará equipo ya como agente libre en el verano de 2022.