DEPORTIVO

El Deportivo busca dinamita en ataque para poner la guinda

Con portería, defensa y centro del campo cerrados, el club peina el mercado para firmar "jugadores diferenciales" que compitan con Quiles, Miku y De Camargo.

0
El Deportivo realiza la pretemporada en Abegondo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Nunca se tienen demasiados goles en una plantilla. Y si, como el Deportivo, se viene de una temporada donde los problemas ofensivos fueron mayúsculos, pecar por exceso no será un problema. Así lo debe pensar también Borja Jiménez, que dejó claro en su primera comparecencia de la pretemporada que "todavía nos quedan por firmar dos, tres o cuatro cosas muy importantes, sobre todo en la zona de ataque".

Porque el club blanquiazul ha estado ágil en el mercado. La nueva secretaría técnica tuvo las cosas claras desde el principio y ha ido configurando la plantilla al gusto del nuevo entrenador. Así, y salvo que pueda producirse algún movimiento inesperado, la portería, la línea defensiva y el centro del campo ya están cerrados.

Queda ponerle la guinda a ese buen trabajo en forma de dinamita en ataque. Algo que el propio Borja Jiménez sabe que no será fácil: "Estamos esperando al mercado, porque todavía no hay mucho mercado de jugadores atacantes que puedan ser diferenciales". El Depor ya tiene pólvora en nómina con el fichaje de Quiles (13 tantos) y la renovación de Miku (7), además de lo que pueda aportar Menudo (9) desde segunda línea. Pero el técnico quiere competencia para la zona del gol y, sobre todo, desequilibrio en las bandas. Hacerse con un delantero más y uno o dos extremos es el objetivo para las algo más de cinco semanas que quedan de mercado.

La encrucijada con Keko Gontán

Precisamente, el número de efectivos que lleguen para las bandas dependerá de cómo se resuelva la situación de Keko Gontán. Borja fue claro asegurando que "ojalá se quede", pero asumiendo también que es complicado por las ofertas que tendrá de categoría superior. El Depor está pues en una encrucijada pendiente de lo que decida hacer el madrileño, que tiene contrato hasta 2024, con su futuro. Los plazos de su decisión marcarán el desenlace del mercado blanquiazul.