PAÍSES BAJOS

Van Dijk encabeza el frente anti Van Gaal

El ex entrenador del Manchester United está a punto de ser nombrado próximo seleccionador de la selección 'oranje', algo que no ha gustado a varios futbolistas del vestuario holandés.

0
Louis Van Gaal

Louis Van Gaal parece ser el elegido para ocupar el banquillo de Países Bajos. Tras la destitución de Frank de Boer como técnico de la selección holandesa tras el descalabro en la Eurocopa, Van Gaal se posiciona como principal candidato a ocupar el puesto vacante.

Varios jugadores nacionales han mostrado su descontento ante su posible regreso. Es el caso del defensa del Liverpool Virgil van Dijk y el vicecapitán holandés Georginio Wijnaldum, quienes querían que el ex entrenador asistente del Chelsea, Hen ten Cate, asumiera el cargo de entrenador. Ante esto, los jefes de la Federación Holandesa (KNVB) han ignorado las peticiones de varios futbolistas de la selección 'oranje' para no traer de vuelta al que fuese técnico del Manchester United entre 2014 y 2016. Sería la tercera etapa de Van Gaal a los mandos de Holanda.

El ex técnico del Ajax, Barcelona, Bayern Munich, AZ Alkmaar y Manchester United afronta la enorme tarea de convencer a sus jugadores con un buen proyecto tras criticar la dura derrota en octavos de la Eurocopa frente a la República Checa. El holandés quería el puesto de entrenador de la selección después de que Ronald Koeman renunciara para convertirse en el técnico del Barça el año pasado.

La opinión de Van Gaal

"Nunca volveré a entrenar un club o una selección nacional", expresó Van Gaal en su día cuando sintió que lo habían traicionado. "Eso es todo. Ya no soy entrenador en el fútbol", afirmó. Si algo ha caracterizado al técnico holandés ha sido su carácter arrogante y perspicacia a la hora de expresarse. "¡Mi esposa también se merece una vida agradable con Louis van Gaal!". "No diré que no si la federación holandesa me pide que me haga cargo de la selección nacional", explicó.

Lo que está claro es que Van Gaal está en el punto de mira de un país que quiere que su equipo vuelva a la senda de las victorias y de un vestuario que no ve con buenos ojos su vuelta. Habrá que esperar a la resolución de un caso que se antoja complicado para saber si su vuelta revoluciona positivamente el fútbol de una selección atascada en Europa.