EUROCOPA

El padre de Maguire, con las costillas rotas tras la estampida de Wembley

El central de Inglaterra ha confesado en 'The Sun' que su progenitor tuvo, además, problemas respiratorios tras el incidente. "Fue terrorífico", añade.

0

"Fue terrorífico, me dijo que estaba asustado y no quiero que nadie experimente algo así en un partido de fútbol. He visto muchos vídeos y hablado con mi padre y mi familia. Fueron mi padre y mi agente los que sufrieron más. Espero que aprendamos de esto y nos aseguremos que no ocurra de nuevo". Así describe Harry Maguire, en una entrevista en The Sun, la situación vivida por su padre, que se encontró en medio de la estampida de Wembley momentos antes de la final de la Eurocopa.

Un centenar de aficionados sin entrada rompieron las barreras de seguridad y sembraron el caos, portando algunos de ellos cuchillos y perpetrando incluso una agresión sexual grave, como recogió Andy Lines, enviado especial del Mirror, en su columna. Incidente que podría costarle al Reino Unido el Mundial de 2030. Alan Maguire (56 años) fue uno de los cientos de inocentes que vieron y sufrieron atónitos lo que estaba pasando y se encontró a sí mismo en el suelo tras ser arrollado, con dos costillas rotas y problemas respiratorios, aunque no pidió asistencia médica en ningún momento tras lo ocurrido.

Su hijo, eso sí, confiesa que todo pudo haber sido mucho peor: "No fue una experiencia agradable, pero fue afortunado, ya que en cada partido que ha ido, llevaba a mi sobrino o a uno de mis hijos en los hombros. Por lo que estoy muy agradecido de que no haya sido todo lo grave que podría haber sido, hubiera supuesto un momento muy serio". "Mi padre estaba en medio de la estampida. No he hablado con él demasiado, pero doy gracias de que mis hijos no estuvieran ahí", añade el central.

"Doy gracias de que mis hijos no estuvieran ahí"

Harry Maguire, en 'The Sun'

"Sufría para respirar después por las costillas, pero no le gusta montar escándalos. La experiencia en Wembley es siempre estupenda y se llena de grandes personas y aficionados. Pero en esta ocasión, la final sobrepasó a todos y la forma en que algunos reaccionaron es totalmente errónea. Mi padre siempre me apoya y va a verme a los partidos, pero a partir de ahora tendrá un poco de más cuidado acerca de lo que ocurra a su alrededor", completa el defensa del Manchester United.