ESPANYOL

El Espanyol confía en renovar a Puado la semana entrante

Después de cinco meses de negociaciones, la continuidad del canterano está perfilada a falta solo de "flecos", como la duración de su nuevo contrato. Su predisposición, clave.

0
Javi Puado, jugador del Espanyol.
Carlos Mira RCDE

No hay fichaje en este verano del Espanyol que ilusione más que la noticia que está a punto de producirse, salvo debacle inesperada. Se trata de la renovación de Javi Puado, que iba camino de convertirse en un culebrón –no en vano, hace cinco meses que comenzaron las negociaciones– pero que está a punto de resolverse. No en vano, según ha podido confirmar AS, la intención del club perico es que se pueda cerrar la semana entrante, la del inicio de la pretemporada.

El acuerdo para ampliar su actual vinculación, que vence en un año, está muy cercano, como avanzaba este viernes ‘La Grada’, y queda pendiente de los clásicos "flecos", según apuntan a este diario fuentes de la negociación. Uno de ellos es acabar de definir la duración del nuevo contrato, que puede finalizar en 2025 ó 2026. Otro, los variables aplicables en función del rendimiento del canterano. Pero en lo que coinciden todas las partes en la predisposición de Puado –quien actualmente se encuentra concentrado con la Selección olímpica en Benidorm– en adaptarse a la situación económica del Espanyol, maniatado por el control salarial de LaLiga, lo que impide ofrecerle una ficha a la altura de su explosión deportiva.

Queda muy lejos el mes de febrero, con el Espanyol alejado del liderato de Segunda y la Selección española Sub-21 aún por debutar en la fase final del Europeo. Fue entonces cuando lanzó el club perico la primera oferta, a la que los representantes de Puado respondieron pidiendo tiempo. Al menos, hasta que finalizara la temporada.

Se asumió con naturalidad la petición, el delantero llegó incluso a debutar hace unas semanas con la Absoluta y a anotar un gol, a recibir cantos de sirena de clubes con más potencial económico, pero las conversaciones con el área deportiva del Espanyol no se detuvieron en ningún momento, factor determinante, y se fueron encontrando puntos en común hasta alcanzar, en la actualidad, un acuerdo casi total bastante meritorio. El de retener a una de las promesas del fútbol español.