CELTA

Una opción 'low cost' para la portería

El Celta negocia con Universidad Católica de Chile para fichar al cancerbero argentino Matías Dituro, de 34 años y con pasado en el filial celeste.

0
Matías Dituro, durante un partido de la Copa Libertadores con Universidad Católica de Chile.
Pool Getty Images

De un subcampeón del mundo, a un viejo conocido del filial. El Celta ha rebajado considerablemente sus expectativas para reforzar la portería. Si durante el mes de junio sondeó a Sergio Romero, el nombre que ahora está sobre la mesa es el del también argentino Matías Dituro, una opción low cost. Un cambio de estrategia bastante abrupto con la recuperación de Rubén Blanco como telón de fondo.

Según Radio Vigo, el meta mosense no va a pasar por el quirófano y este lunes se pondrá a las órdenes de Eduardo Coudet para iniciar la pretemporada. El canterano sufrió una rotura de alto grado del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda el pasado mes de marzo y, debido a una evolución que no estaba siendo la esperada, surgieron dudas sobre su disponibilidad para el arranque del curso. A los problemas físicos de Rubén Blanco se sumó la convocatoria de Iván Villar para los Juegos Olímpicos de Tokio, por lo que el Chacho no tendría a ningún portero disponible, como mínimo, hasta agosto.

El técnico argentino reclamó la contratación de un guardameta con experiencia. Felipe Miñambres preguntó por Miguel Ángel Moyá y el ‘Chiquito’ Romero, dos cancerberos que se encuentran libres en el mercado, pero con salarios bastante más elevados que el de Matías Dituro. El portero de Universidad Católica encaja en el perfil, sobre todo en el económico, que quiere el club para cubrirse las espaldas.

El periodista argentino César Luis Merlo afirma que desde el entorno de Coudet le han comentado que hay una negociación en marcha entre la directiva olívica y la del club chileno para el traspaso del meta de 34 años, con contrato hasta el próximo 31 de diciembre. Dituro conoce la casa. Perteneció al Celta B en la campaña 2011-2012 y en una jornada formó parte de la convocatoria del primer equipo. Desde que abandonó Vigo, a donde llegó procedente del Alavés, ha jugado en Argentina (nunca en Primera), en Bolivia y en Chile.