ALEMANIA

Otro 'caso Alaba' en el Bayern

Kingsley Coman termina contrato en 2023 y la primera toma de contacto de Pini Zahavi, su agente, ha terminado en disputa, según 'Sport Bild'.

0
Kingsley Coman, con el Bayern.

Estrella del Bayern cuya renovación de contrato hay que tratar. Pini Zahavi, agente israelí, como intermediario. Pretensiones demasiado elevadas para el conjunto bávaro. Tensión en las conversaciones. Si meten todas estas incógnitas en una ecuación, todas las miradas se posarían en David Alaba, flamante nuevo fichaje del Real Madrid. Sin embargo, la historia podría repetirse en el Allianz Arena con otro protagonista: Kingsley Coman.

El extremo de 25 años termina contrato en 2023 y, detalla 'Sport Bild', el primer acercamiento para tratar un nuevo compromiso ha finalizado en disputa. La negociación entre Hasan Salihamidzic y Zahavi se encalló cuando el director deportivo terminó gritando al intermediario israelí durante la reunión, siempre según el citado medio. El internacional francés, recientemente eliminado de la Eurocopa tras el cacareado fallo de Mbappé en la tanda de penaltis contra Suiza, quiere 20 millones de euros al año para plasmar su firma en un nuevo acuerdo, cantidad que el Bayern no está dispuesto a asumir.

El conjunto muniqués ofrece bastante menos de lo demandado y ello podría terminar erosionando la relación de igual manera que sucedió en el pasado más reciente con el mencionado Alaba. El defensa austríaco también pretendía una renovación al alza que en Múnich no estaban dispuestos a concretar, hecho que desembocó en el adiós del futbolista de 29 años. El Madrid ha sido el mayor beneficiado, incorporando a uno de los defensas más valorados del mercado a coste cero. Entregándole, eso sí, un jugoso salario de 12 millones de euros al año, el mismo que tenía, por cierto, Sergio Ramos.

Coman nació en París y se formó en las categorías inferiores del PSG. Sin embargo, fue uno de tantos jóvenes valores que no logran eclosionar en el Parque de los Príncipes y hacen la maleta para probar suerte en el extranjero. La Juventus le convenció en 2014, para cederle al Bayern por dos años en 2015. Tras el préstamo, Kingsley convenció al gigante alemán, que ejecutó la opción de compra de 21 millones existente en el acuerdo.

Estadísticas de Coman.

Ahora, cuatro años después de que Coman se convirtiera en jugador del Bayern a todas luces, comienza una negociación que se presenta ardua. El tiempo aún no apremia en demasía, pero a medida que se aproxime el verano de 2022, el ahora o nunca estará cada vez más cerca. Esto es, vender a su estrella para no perderle a coste cero a final de contrato como ocurriese con Alaba. Además, Liverpool y Manchester United, como bien desliza la prensa inglesa, no le quitan ojo...