ATLÉTICO

Giuliano Simeone tira la puerta: verano con el primer equipo

El hijo menor del Cholo es uno de los canteranos más destacados del Atlético desde que llegara en 2019 al Juvenil. En la pretemporada con su padre por méritos propios.

Madrid
0
Giuliano SImeone celebra un gol con el Atleti B ante el Poblense. Hará la pretemporada con el primer equipo.
MIQUEL A. BORRAS DIARIO AS

Giuliano Simeone tenía 9 años cuando su padre, Diego Pablo, firmó por el Atlético como entrenador, en diciembre de 2011. Ocho años más tarde era él, el más pequeño de los hijos que el Cholo tuvo con su primera mujer, la modelo argentina Carolina Baldini, emprendía ese viaje sin billete de vuelta: Argentina-España. Perla ya en River Plate, club que, por cierto, se enfadó por su marcha precipitada y "sin permiso", llegó al Juvenil División de Honor y muy pronto se quitó de encima eso de jugar en el Atleti por su apellido. Lo hace por propio derecho, aunque se apellide Simeone.

De hecho, reúne todo aquello que hacía distinto a su padre. Garra, instinto, carácter. Delantero, muy pronto destacó en aquel equipo. Y comenzó a subir escalones en la cantera. Su debut con el filial rojiblanco llegó el pasado enero y no pudo ser mejor: a los 20 segundos, gol (ante el Poblense). Campeón de Liga con el Juvenil A, disputó la Copa de Campeones y fue autor de los uno de los goles rojiblancos en la eliminatoria de cuartos ante el Real Madrid. Ahora sube otro escalón. El club rojiblanco no ha hecho oídos sordos a su llamada a la puerta.

Soriano, Moreno...

Y es que, por primera vez desde que entrena al Atlético, Simeone tendrá a sus órdenes a uno de sus hijos: será uno de los canteranos llamados a iniciar la pretemporada con el primer equipo. Soriano, otra de las perlas del B, le acompañará. Como Alberto Moreno. Con la Copa América y la Eurocopa y el Atlético como el equipo de LaLiga que más internacionales cede, Simeone comenzará a trabajar con muy pocos jugadores del primer equipo (Saúl, Vitolo, Oblak, Savic...) y con ese niño que jugaba en algunos entrenamientos de su padre cuando venía de visita de Argentinay que ahora tiene galones por méritos propios