ESPANYOL

"Ahora voy a la Champions que no pude jugar con el Espanyol"

Alberto Lopo viaja hoy a Albania al frente del Inter Escaldes. Antes, habló con AS sobre el ascenso perico, el Depor, su extécnico Vicente Moreno o Puado, que le trae recuerdos.

0
Alberto Lopo, entrenador del Inter Club Escaldes y exjugador de Espanyol y Deportivo.
Inter Club Escaldes

De Gundadalur, que divide sus gradas en los colores de los dos principales equipos de las Islas Feroe –como si Real Madrid y Barcelona compartieran estadio con medio anfiteatro pintado de blanco y el otro, azulgrana–, procede el HB Tórshavn. Será, este próximo martes, el primer rival del Inter Club de Escaldes en una final a cuatro (el Folgore de San Marino y el Prishtina de Kosovo son los otros dos) por avanzar posiciones en la Liga de Campeones 2021-22. ¿Y qué relación guarda este sueño de verano con el Espanyol, incluso con el Deportivo de la Coruña? Mucho más de lo que parece.

A Escaldes ha llegado esta misma semana un nuevo entrenador, al que han recurrido –de momento– para comandarlo en la aventura europea: la Champions si alcanza y gana la final del próximo viernes, o la Conference League en caso contrario. Se trata de Alberto Lopo (Barcelona, 5-5-1980), quien colgó las botas hace tres años en el club andorrano y que este mismo domingo comanda la expedición que viajará a Albania para disputar la fase preliminar de la máxima competición continental.

Con todo organizado para el debut, tras una breve etapa como segundo entrenador del Cadete A perico y después de trabajar en la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), el que fuera canterano perico atendió a AS para hablar de su carrera, de la actualidad, de Vicente Moreno y hasta de Javi Puado. Se le multiplica la faena: a su vuelta de esta final a cuatro, el próximo lunes 28, se examina para obtener el título de director deportivo. "Lo tendré que dejar para el último día, pero es que no me queda otra", bromea.

Quién le iba a decir, cuando acarició esa posibilidad con el Espanyol en 2005, que debutaría en una Champions a los 41 años…

Pues sí, el fútbol me ha brindado la oportunidad de ir a la Champions que no pude jugar en el Espanyol, ni en toda mi carrera. Empezar así es una oportunidad muy bonita, una suerte, una experiencia nueva. Y tenemos equipo para competir. Ese será precisamente el éxito, competir al máximo y llegar lo más lejos posible. De momento, aquí estoy para las competiciones europeas.

¿Qué le sedujo, aparte de que allí colgó las botas, para aceptar la oferta del Inter de Escaldes?

Exacto, estuve en 2018 como jugador y ahora querían que viniera para aportar, para ayudar. Es una buena oportunidad para aprender, para iniciarme en este mundo. Tengo muy buena relación con el presidente, con la gente del club, lo conocía, y enseguida dije que sí.

Alberto Lopo y la plantilla del Inter Escaldes, este viernes, antes de la sesión de vídeo sobre el HB Tórshavn.

En esto de los banquillos, igual que de jugador, usted empezó en el Espanyol…

Sí, hice las prácticas en el Espanyol, y después fui segundo entrenador en el Cadete A. A partir de ahí, me fui a Madrid a trabajar en AFE y ahora surge esta oportunidad en Andorra. Además, el lunes 28 me examino para sacarme el título de director deportivo… Creo que en esta vida has de estar preparado para que, si te llaman, no te cojan con las manos vacías.

Con tanta actividad, ¿le ha quedado tiempo para seguir al Espanyol en Segunda?

Sí lo he seguido… ¡Claro que lo he seguido! Desde el principio hasta el final, cada partido, y también las noticias que van surgiendo entre semana.

Alberto Lopo, festejando con el brazalete de capitán del Espanyol la Copa del Rey de 2006.

Entonces, tendrá una opinión formada sobre si sufrirá el equipo en el retorno a Primera.

El año que asciendes a Primera siempre es complicado, lo sé por experiencia. Tienes que adaptarte de nuevo a la categoría y reforzarte en algunas posiciones. Pero la historia, el estadio y la afición que tiene el Espanyol son de Primera. En ese sentido, la gente volverá a entrar al campo, y ya no será lo mismo que jugar a puerta cerrada.

También por haberlo vivido en su propia piel, ¿cree que se ha valorado poco la tremenda dificultad que entraña un ascenso?

Cualquiera que está en el entorno del fútbol sabe que un ascenso es muy complicado, aún más hacerlo a la temporada siguiente de haber bajado. Hay equipos históricos que llevan muchos años en Segunda porque no acaban de dar ese paso. Lo que ha hecho el Espanyol es de valorar con mayúsculas, no es sencillo adaptarse a esa categoría y subir con esa solvencia que han demostrado.

"Lo que ha hecho el Espanyol es de valorar con mayúsculas; ahora será difícil, hay que adaptarse de nuevo a la categoría y reforzarse en algunas posiciones"

Lo ha logrado a las órdenes de Vicente Moreno. Usted lo tuvo unos meses, en 2016, en el Nàstic de Tarragona, ¿verdad?

Yo empecé la pretemporada con ellos y me marché en diciembre porque el cuerpo ya no daba para más (ríe). Conmigo Vicente se portó muy bien el tiempo que coincidimos, así que me alegro mucho por sus éxitos.

¿Era un 'vinagre', como dicen de él?

Es un exfutbolista, que como tal ama su profesión, y que como entrenador si tenía que decirte las cosas a la cara lo hacía delante de todo el mundo, no se cortaba. Una persona directa. Luego tenía su espacio para el cachondeo. Era un buen gestor de grupo, no hay nada más que ver los ascensos que ha conseguido con sus equipos.

"Si Vicente Moreno tenía que decirte las cosas a la cara lo hacía delante de todo el mundo, no se cortaba"

En esa vuelta a Primera, y de nuevo como experto en la materia, ¿le da al Espanyol con sus centrales actuales?

No vamos a dudar de la categoría de los centrales que en Segunda han tenido tantas porterías a cero. Si se añade una competencia exigente, el nivel siempre sube. Habrá que reforzar posiciones, no porque lo hayan hecho mal, sino para aumentar esa exigencia.

Entre líneas, habla mucho de reforzarse. Pero también sería una pena perder a activos como Javi Puado, ¿no?

Está claro, ahí no hay ningún tipo de duda.

¿Teme que pueda remitir el caso de Puado al suyo propio? Usted era canterano, el club no hizo lo suficiente por retenerle…

Yo no tuve esa suerte, eso es cierto, pero ahora hay otros directivos, otra gente que seguro que valora mucho más a los jugadores de la casa y le ofrecerán lo que sea para que Puado siga en el club. Sería un error dejarlo ir o no hacer todo lo posible para que continúe.

"Sería un error dejar ir a Puado o no hacer todo lo posible para que continúe"

Y por último, pero no por ello menos importante: ¿Le duele el Deportivo?

Está claro que la gestión que han hecho no ha sido la correcta, y eso acaba derivando una cadena que siempre acaba en lo deportivo, en la falta de resultados… Y pasa lo que pasa. Vamos a ver si el próximo año pueden dar el salto, aunque ya se ha visto lo complicado que es.